En México el cierre del 2018 se ve marcado por la llega de un nuevo gobierno, por primera vez un partido de izquierda toma las riendas del país. El manejo fiscal, el plan en materia energética y la agenda pública, son algunas de las inquietudes que imperan. La incertidumbre y volatilidad siguen presentes en todos los ámbitos, en el terreno económico, político y social.

Este año en particular la transición ha sido, quizás, demasiado larga; desde el 1 de julio hasta el 1 de diciembre, el entonces presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, presentó un sinnúmero de planes y promesas, entre los cuales destacan las obras de infraestructura pública. Iniciativas que han generado dudas y controversia en el sectores inmobiliario, desde la consulta ciudadana que canceló la construcción del NAIM, hasta los trenes Maya y Transístmico, que parecieran los megaproyectos estrellas de la administración, pero que han sido cuestionados por el impacto ambiental y los costos-beneficios que pudieran generar en términos sociales y económicos.

Imagen de archivo

Ante este panorama, algunos de los especialistas del sector inmobiliario que se dieron cita en el 7º Congreso de Desarrollo e Inversión Inmobiliaria 2018, expresaron sus perspectivas sobre lo que será el 2019 con relación a la política pública, inversión, fideicomisos, crowdfunding, desarrollo, vivienda, entre otros temas. Hubo coincidencia en que al nuevo gobierno le tomará algunos meses para que empiece a ejercer plenamente; sin embargo, desde su punto de vista el sector seguirá adelante, mientras que algunos se muestran optimistas, hay quienes aseguran que es necesario tomar precauciones principalmente a lo que inversiones refiere.

SECTOR INMOBILIARIO

Francisco Martín del Campo, Presidente de Arquitectoma

Francisco Martín del Campo, Presidente de Arquitectoma. “El nuevo gobierno tiene que analizar […] un plan de usos de suelo y de desarrollo inmobiliario de manera muy rápida y expedita; tener claras las reglas, para que sepamos todos los desarrolladores exactamente qué se puede hacer. Si existen reglas claras no habría mayores conflictos”.

Se considera que habrá una resistencia importante del nuevo gobierno hacia el desarrollo inmobiliario, por el abuso que ha existido en el sector. “Vamos a tener un gran reto, no vamos a poder conseguir permisos, durante mucho tiempo se va a restringir toda la parte de autorizaciones”.

Vivienda

En los próximos años, la generación de los millennials seguirá representando un grupo poblacional importante en la demanda de vivienda, por lo cual “se les tiene que ofrecer productos asequibles económicamente; y tendrán que ser viviendas de dimensiones pequeñas con muchas amenidades, porque ellos no son de estar en sus casas, sino de estar en las partes exteriores, en zonas urbanas, muy conectadas; son de no utilizar coche, sino moverse en bicicleta, patineta, scooter. Les gusta vivir las ciudades”.

INVERSIÓN EN LA CDMX

Alejandro Pérez, Director Capital Markets de Newmark Knight Frank

Alejandro Pérez, Director Capital Markets de Newmark Knight Frank. Yo creo que mientras la tasa de crédito hipotecario siga atractiva en las colonias centrales de la Ciudad de México, la demanda de vivienda será muy activa.” Sin embargo, hay que tomar en cuenta que “si la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) se incrementa, será un gran reto para los desarrolladores en el tema de financiamiento y tendrán que tener estructuras financieras más creativas […] pero por otro lado, también hay muchos créditos y muchos bancos interesados en dar créditos puente. También hay uniones de créditos u otras entidades financieras muy interesadas en apoyar proyectos en la Ciudad de México y en el Estado de México”.

No hay que olvidar que, ante la fuerte demanda que existe, los enganches y los prepagos también ayudan al desarrollo del proyecto, mientras se mantenga en niveles aceptables yo creo que seguirán bien los desarrollos y la oferta.

Definitivamente los principales retos serán encontrar vivienda a un valor de mercado razonable, porque se han incrementado mucho y las factibilidades de agua y servicios. Asimismo, los permisos y licencias.

Política Pública 

“Hay que esperar el nuevo reglamento de construcción; eso lo que genera es que se van a retrasar los proyectos, y esto sí, puede traer definitivamente un incremento en la plusvalía y en los precios, porque la demanda sigue igual. […] Los temas serán más administrativos, factibilidades, servicios y encontrar tierra, más que un tema de demanda, porque la demanda seguirá”.

En cuanto a la propuesta de la reubicaciones de las instituciones de gobierno a distintos estados de la república “la amenaza es fuerte, porque estamos hablando de 500 mil personas que se podrían mover. Hay grandes obstáculos para moverse, por ejemplo mover toda la SEP (85 mil funcionarios a Puebla), estamos hablando de que se requiere 800 mil m2 al menos de oficina. Puebla no tiene esa infraestructura.

Edificio de la Secretaría de Educación Pública

Podrán ir moviendo partes o no habrá nuevas contrataciones o nuevas expansiones, a lo mejor los irán moviendo poco a poco a otras zonas. Definitivamente, sí podría disminuir la demanda y agregar más oferta a la vivienda usada, de gente que la deje y se vaya, pero no lo veo en el corto plazo. Insisto creo que sí hay una demanda no atendida de cerca de 70 mil unidades en la Ciudad de México”.

Por Xareni Zafra

Este es un fragmento del artículo 2019: Frente a la transición y el cambio, de la edición 111 http://inmobiliare.com/inmobiliare-111/