¿Las negociaciones del TLC o la incertidumbre electoral ha pesado en la llegada de nuevas inversiones? Cushman & Wakefield evalúa el desempeño de uno de los principales mercados industriales del país: Ciudad de México.

José Luis Rubí, Cushman & Wakefield

El comportamiento estable de los indicadores macroeconómicos en el primer trimestre refleja la continuidad de un ambiente amigable para los negocios. Sin embargo, la incertidumbre asociada con la renegociación del TLCAN persiste, y la relacionada con el proceso electoral de Julio va en aumento. Esto está dando paso a señales que apuntan a una moderación de los planes de inversión en diversas industrias. Aún así, los indicadores de actividad industrial al cierre del primer trimestre reflejan una expansión anual de 0.7%, con un crecimiento mayor en las industrias manufactureras. 

Por otro lado, en el mercado de bienes raíces industriales de la Ciudad de México se observa un moderado pero constante incremento en el consumo local, y la actividad comercial; estos son los factores que conducen la actividad de la demanda, lo cual se traduce en una tasa de disponibilidad de 3.9% y en una reducción anual de 10 puntos base. En el mismo sentido la expansión sostenida de la actividad logística, dentro de la cual la asociada al e-commerce sigue una trayectoria ascendente, se ejemplifica con el cierre de 324,000 pies cuadrados realizado por DeRemate.com en el parque O’Donnell Puente México, ubicado en el submercado Cuautitlán.

El sano nivel de actividad al día de hoy se presenta en todos los submercados, como lo refleja la disminución en sus tasas de disponibilidad; no obstante, esta mejora fue mayor en las zonas que disfrutan mayor accesibilidad, o bien una oferta de edificios de características suficientemente diversas, como para ofrecer un rango de precios amplio.

Por el lado de la oferta, el submercado de Tepotzotlán sigue presentando la mayor expansión, con 70% del inventario en desarrollo localizado en esta zona, resaltando su excelente accesibilidad a la autopista México-Querétaro, y su condición como el submercado con la reserva de tierra más importante. A lo largo de la ciudad, los terrenos son crecientemente escasos y algunos submercados han experimentado un incremento significativo de precios en su reserva territorial.

Perspectivas

El inicio de 2018 ofrece señales contradictorias para evaluar el posible desempeño futuro de los mercados inmobiliarios. Esto aparece como consecuencia normal de la nube de incertidumbre que surge cíclicamente en una economía de gran tamaño y crecientemente compleja, como la mexicana. Independientemente de si esta nube toma poco o mucho tiempo en disiparse, los sólidos fundamentos demográficos y de oportunidades de negocio que posee México siguen presentes.

Por José Luis Rubí, Líder del área de investigación de mercados en México / Cushman & Wakefield

Este artículo apareció originalmente en la versión impresa, edición 108. Consúltalo completo aquí  http://inmobiliare.com/inmobiliare-108/