De acuerdo con la más reciente investigación de SPACES – proveedor global de espacios colaborativos y creativos de trabajo- de las generaciones que cohabitan el mismo espacio de trabajo 51 % son nacidas antes de 1964 y trabajan a distancia más de la mitad de la semana, en comparación con 49 % de aquellos nacidos después de 1980, desmintiendo así el mito de que el trabajo flexible y el coworking es solo para las nuevas generaciones.

Ahora más que nunca, la era digital ha permitido que las personas de todas las edades trabajen a distancia, lo que a su vez ha aumentado la demanda de los Coworking mejor conocidos como espacios colaborativos de trabajo. Un claro ejemplo, es el 97% de los mexicanos “Baby Boomers” quienes manifestaron que el trabajo flexible en sus compañías les ayuda a mantenerse competitivos y crear presencia en nuevos mercados.  De igual modo según la Asociación Mexicana de Internet indican que ya 14% de los cibernautas –de un total de 70 millones calculados en 2016– tiene más de 45 y 60 años.

“Conforme va cambiando la actitud hacia los espacios colaborativos de trabajo, cada vez se vuelve más importante entender la expectativa de todos los empleados para crear una atmósfera productiva”, afirma Martijn Roordink, fundador y CEO de Spaces.

Martijn Roordink, fundador y CEO de Spaces
Una fuerza de trabajo multigeneracional valora diferentes aspectos de un espacio flexible de trabajo:
  • Las generaciones nacidas después de 1980 están más preocupadas (67 %) por estar en un ambiente de trabajo inspirador que aquellos nacidos antes de 1964 (58 %)
  • 55 % de los Baby Boomers piensan que las ubicaciones de trabajo a distancia ofrecen un entorno más creativo que una oficina regular en comparación con nuevas generaciones.
  • La mayoría de los nacidos después de los 80’s ven el trabajo flexible como una oferta para nuevas oportunidades de trabajo y de nuevos proyectos (67 %).
Un análisis adicional de lo que inspira a la productividad en el entorno de trabajo reveló lo siguiente:
  • Las generaciones nacidas después de 1980 creen (23 %) que contar con alimentos y bebidas en la oficina conduce a un entorno de trabajo productivo.
  • Sin embargo, en una tendencia inversa, las generaciones nacidas después de 1980 le dan menos importancia al wifi (78 %), en comparación con aquellos nacidos antes de 1964 (85 %), y en vez de poner más atención en las interrelaciones.
Las empresas líderes optan cada vez más por una estrategia de espacios de trabajo flexibles como un medio para convertirse en un buen lugar para trabajar.
“La creatividad y la colaboración pueden revitalizar a una empresa y potenciar a los empleados de todas las edades. Compartir nuevas ideas y conocimientos entre generaciones, así como entre equipos, tanto de manera informal como formal mediante actividades tales como la mentoría, permite a otros ver las cosas desde una perspectiva diferente y genera nuevas ideas.” concluye Roordink.