Si se busca un excelente retorno de inversión que pueda superar al mercado de valores y a su vez proporcionar ingresos continuos con sólido respaldo patrimonial inmobiliario se debería considerar invertir en el mercado de hospedaje en México. En años recientes, se identifica una expansión económica de la clase media profesional y crecimiento en la competitividad industrial que está impulsando oportunidades de inversión.

Según la revista Forbes, México es la segunda economía más grande de América Latina y cuenta con una ubicación estratégica por su cercanía a los Estados Unidos, quien es su mayor socio comercial. Esto ha ayudado a enfrentar la desaceleración económica con mejores resultados que los demás países latinoamericano.

La consultora del sector hotelero HVS, ha expresado que “el panorama económico de México es sólido en lo que respecta a los viajes de negocios y la demanda de alojamiento en hoteles”. En este sentido, la evolución de los mercados continuará positiva para el sector con una creciente demanda de infraestructura hotelera.

Para atender esta oportunidad, AP Capital entra al mercado de hoteles ‘Select Service’ aprovechando la consolidación de marcas independientes buscando integrarse a marcas internacionales para maximizar su posicionamiento local y regional.

1. La industria del Turismo y el Hospedaje en México está en crecimiento

De acuerdo con la Organización Mundial de Turismo, México es el destino número uno para los turistas de Estados Unidos y se ubica en el octavo lugar a nivel mundial. La industria del turismo en los últimos años ha progresado y actualmente representa el 16% del PIB del país, según el Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

No obstante, se espera que la demanda hotelera en México aumente como resultado del 2.3% de crecimiento del PIB, así como el aumento del gasto gubernamental, la inversión nacional e internacional, el surgimiento de nuevos sectores industriales como la investigación y el desarrollo, y las empresas centradas en la tecnología y ciencias de la vida, ampliando de esta manera la consolidación de los centros urbanos y manufactureros.

Hoy en día más hoteles independientes se están convirtiendo en propiedad de las marcas reconocidas, como resultado de un suministro restringido. Y los desarrolladores están recurriendo cada vez más a los bienes inmuebles de uso mixto para asignar los costos de la tierra a los diferentes usos.

2.- Aumento en el valor del dólar

El dólar estadounidense como el canadiense han estado en su valor máximo histórico frente al peso mexicano, lo que equivale a fantásticas ofertas para los inversionistas. México ofrece un valor inmejorable en comparación con otros destinos turísticos populares. El efecto de la reciente devaluación del peso, combinado con una tasa de inflación moderada, ayuda a reforzar el turismo.

Al aumentar la demanda de los turistas nacionales, se logra que los viajes sean más asequibles para los visitantes internacionales y se mejore la rentabilidad operativa de las empresas hoteleras.

3.- Tasas de límite comprimido (clase de activos de bajo riesgo y alta recompensa)

La aparición de medios de inversión nacionales inmobiliarios (FIBRAs y CKDs) dirigidos al sector hotelero, están aumentando la liquidez en el mercado, lo que impulsa la inversión en el sector.

Hoy por hoy, existen más de una docena de FIBRAs activas en el mercado que buscan comprar activos con flujos estabilizados; mismas que se complementan de las CKDs que cotizan en la Bolsa generalmente se consideran fondos de inversión cuyo capital se destina principalmente a la infraestructura y al desarrollo inmobiliario.

4.- Retornos de Inversión Superiores

En lugares de interés como Cancún, Ciudad de México, Guadalajara, Monterrey y otras ciudades industriales, al igual que en ciudades fronterizas como Hermosillo, Mexicali, Ciudad Juárez y Tijuana, están ofreciendo más del 17% de ROI de acuerdo al estudio realizado por HVS (2018), que supera al mercado de valores y también ofrece una cobertura contra la inflación.

5.- Alta demanda y grandes niveles de oferta Hotelera

La movilidad local en México proporciona un fácil acceso a los principales aeropuertos internacionales, que ofrecen numerosos vuelos de conexión a ciudades nacionales y de todo el mundo. Esto facilita que los empresarios y los turistas viajen con mayor frecuencia, por negocio o placer, lo que hace posible alcanzar el 79.1% de las tasas de ocupación en lugares como Cancún.

Las principales demandas de nuevos hoteles están presentes en las ciudades urbanas/industriales y en los centros regionales como Monterrey, Guadalajara, Querétaro y Tijuana. Además, hay una capacidad creciente para la nueva oferta de hoteles en ciudades turísticas como Cancún y Puerto Vallarta.

6. No hay Depreciación en el valor de las propiedades

El sector inmobiliario es el segundo mayor contribuyente al PIB, representando el 15% del total y generando más de 15 mil millones de empleos tanto directos como indirectos. Los hoteles en México también disfrutan de una apreciación notable. El mercado hotelero se encuentra entre los diez mercados del sector inmobiliario con más rápido crecimiento en el mundo y la demanda está superando fácilmente la oferta.

Ante este panorama, en AP CAPITAL estamos simplificando y ofreciendo a los clientes las mejores oportunidades de inversiones, servicios de investigación, financiamiento, consultoría y corretaje de bienes raíces en México. Nuestra labor está respaldada por el gran conocimiento que poseemos sobre el mercado inmobiliario y de hospitalidad en México. Asimismo, con el objetivo de desarrollar y operar una plataforma de hoteles económicos en México, en AP CAPITAL firmamos un acuerdo con G6 Hospitality para llevar las marcas Hotel 6 y Estudio 6 a países de Latinoamérica.

Por AP Capital

Este es una fragmento del artículo 6 RAZONES PARA INVERTIR EN 6 HOSPEDAJE TIPO EN MÉXICO BUSINESS CLASS de la edición 112 http://inmobiliare.com/inmobiliare-112/