De acuerdo con información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, en diciembre,  26% de los mexicanos destinan bonos y aguinaldos  en regalos  navideños, 24%  a la cena de navidad y año nuevo, 12% a vacaciones de la temporada y solo el 22% al pago de deudas.
De acuerdo con el portal de bienes raíces Inmuebles24, el aguinaldo y los bonos navideños son un buena opción para adquirir una vivienda, por lo que consideran que utilizar ese ingreso extra  en el enganche  de la propiedad es una buena decisión financiera
Al adquirir una vivienda por medio de crédito hipotecario es necesario un monto de enganche el cual  suele partir del  10% del valor de la propiedad, sin embargo  el monto ideal  según el portal es de 30 por ciento. Ésta cantidad es benéfica ya que “será más fácil que el banco autorice el financiamiento, el plazo del crédito puede ser de menor tiempo, ello hará que se pague menos intereses, o bien se opte por seguir con un financiamiento largo pero con mensualidades más pequeñas. Los inmuebles son inversiones altas, si reunir 30% del valor del inmueble resulta un enganche alto se puede contemplar dar uno más pequeño, pero procura que éste no sea menor del 20% de la propiedad que deseas adquirir”, puntualiza Guillermo Simonini,  director comercial de Inmuebles24.com.
Además del enganche la vivienda requiere de gastos extras que se deben  considerar antes de gastar todo el aguinaldo por ejemplo:  Comisiones por apertura que llegan  a costar hasta el 3% del valor de la propiedad; papeleo; seguro de vida y de daños materiales al inmueble, así como mantenimiento general a la vivienda.
Por Liz Areli Cervantes