Durante varios años las empresas de movilidad (UBER, Taxify o Didi) que prestan servicios a usuarios no crean autos y las plataformas de hostelería no poseen un inmueble para rentar. Airbnb, plataforma que ofrece alojamiento, tiene otra visión; después de crear una red global de 5 millones de viviendas disponibles (casas, departamentos, cuartos, castillos y casas de árbol) empezará a construir casas.

En 2016, el Jefe de Producto (CPO) y cofundador de la empresa Airbnb, Joe Gebbia, creó Samara (es una división dentro de esta plataforma para desarrollar nuevos productos y servicios) la cual anunció una iniciativa llamada “Backyard”. De acuerdo con el portal de Samara, esta es una propuesta para crear un prototipo en la que las casas se puedan construir y compartir, las primeras pruebas se presentarán al público en 2019.

Según el cofundador de la empresa, el proyecto puede involucrar pequeñas viviendas prefabricadas, así como materiales de construcción sostenible, casas y complejos de varias unidades habitacionales. Backyard (patio trasero) probablemente será tanto productor como un mercado para vender artículos para el hogar y la construcción.

De acuerdo con información de la revista Fast Company, para Joe Gebbia el enfoque primordial de Backyard es ‘representar la vivienda’, y que este proyecto nació de un estudio cerca de la sede de Airbnb.

Imagen de Cerodosbé

El nombre “Patio Trasero” podría implicar que Airbnb solo quiere construir Unidades de Vivienda Accesorias (ADU, por sus siglas en inglés), aquellas pequeñas casas que se sientan detrás de grandes casas suburbanas y que a menudo se alquilan en la plataforma. Joe Gebbia  aclara que no es así. “Siempre nos sentimos como si estuviéramos en el patio trasero de Airbnb, física y conceptualmente, comenzamos a referirnos al proyecto como tal”.

El cofundador de Airbnb comenta hay un imperativo moral de garantizar que las casas nuevas están bien diseñadas, con una pequeña huella ambiental.

Con información de Fast Company