Alejandra, propietaria de un departamento en la colonia Roma de la Ciudad de México, no se preocupa por inquilinos que no pagan su renta a tiempo. “Desde que decidí convertir esa propiedad en Airbnb se acabaron los problemas con los arrendatarios que no pagaban a tiempo o que incumplían con su contrato. Con la aplicación es más sencillo todo y nos quita un peso de encima”. 

Desde 2008, año en el que se fundó Airbnb, la industria inmobiliaria y turística mira con recelo a la empresa tecnológica fundada por Brian Chesky, Joe Gebbia y Nathan Blecharczyk en San Francisco, California. “Airbnb volteó la industria de cabeza y es momento de que los analistas pongan mayor atención a este fenómeno”, dice Forbes en un artículo respecto al tema

De acuerdo con Brian Davis, columnista de bienes raíces y mercado inmobiliario para la revista Biggerpockets, la presencia de Airbnb en Estados Unidos podría contribuir con un 30% de ingresos adicionales al mercado de vivienda en renta en ese país. El modelo, por otra parte, es un aliciente para ‘democratizar’ el mercado de bienes raíces e integrarlo a una economía que cada vez es más compartida, asegura Davis.

Foto: Airbnb

El mercado inmobiliario y el efecto ‘Silicon Valley’ 

Los efectos de Airbnb en el sector no se pueden estudiar desde una sola perspectiva. La llegada de la aplicación ha cambiado el panorama de vecindarios, ciudades y se refleja en la vida de sus habitantes. “Creo que con Airbnb mucha gente se ayuda y en las comunidades se empiezan a ver cada vez más amenidades que antes no había. También orilla a los dueños a tener los departamentos en buen estado y limpios porque se les califica; eso también ha cambiado”, asegura Fernanda, usuaria frecuente de la aplicación

Una investigación de la USC Marshall School of Business, encabezada por Davide Proserpio, encontró que el costo de vivienda a la compra en zonas con alta concentración de espacios listados en la plataforma aumentó un 0.026%  anual. En el caso de vivienda en renta, los costos crecieron un estimado promedio de 0.018%. “Podría parecer que no se trata de números significativos, pero si consideramos que en Estados Unidos el precio de vivienda crece en 3.2% total, eso quiere decir que Airbnb tiene una contribución importante”, concluye Proserpio.

Foto: Aibnb

La gentrificación tiene dos caras 

Mientras que para algunos sectores sociales la llegada de Airbnb dio nuevos bríos a sus vecindarios y viviendas, otros tantos no ven con buenos ojos a la plataforma. “Cuando cientos de propietarios optan por rentar sus viviendas a Airbnb, en el corto plazo y sin contratos, obligan a los habitantes de determinadas áreas a salir de ellas. Es como una segregación silenciosa”, indica un reporte de LabGov.