Después de la transición de constructores a desarrolladores Grupo Alveo a través de su filial AlveoKapital quiere ser un parteaguas en la oferta de espacios industriales. La nueva generación que conforma la empresa trajo consigo ambiciosas metas.

Grupo Alveo nació en 1982 como una empresa familiar con presencia en la región occidente del país, se enfocaba principalmente en la construcción de espacios industriales, específicamente en terracerías, movimiento de tierras y obra civil. Después de 31 años fue tiempo de pasar la estafeta y dejar que una nueva generación ocupara los espacios y llevara a la empresa a alcanzar nuevos objetivos.

“En 2013 el grupo empieza a institucionalizarse, se hace un cambio de estrategia donde los fundadores le ceden la administración y el control a la segunda generación de accionistas. Ahí empieza un proceso de transformación en el sentido de establecer un gobierno corporativo y quitarle el tinte familiar” comentó en entrevista para Inmobiliare Bruno Martínez, CEO de AlveoKapital.

Tal cambio generacional en la directiva les ha permitido experimentar otras importantes transformaciones como la diversificación de los ejes de negocio hacia un segmento más amplio, aunque con un alto grado de especialización: el desarrollo de espacios industriales build to suit para empresas nacionales e internacionales AAA y la administración de estos espacios a través de su filial –Alveo Inmobiliaria-.

“Algo que caracteriza al grupo es que hay mucha sangre joven- los directivos no rebasan los 42 años- y los accionistas nunca han dicho no, siempre es ‘vamos a hacerlo’, ‘encontrar el cómo se puede hacer. Tenemos una estrategia muy agresiva que consiste en hacer trajes a la medida y dar un servicio de primera. Constantemente me reúno con clientes para oír sobre sus nuevos negocios y expectativas y con eso trabajar, ya sea en temas por solucionar o para futuros desarrollos” comentó el CEO de AlveoKapital en entrevista.

Agregó “la idea primordial es no construir de manera especulativa, sino hacer una propuesta que se adecue a las necesidades del cliente, con el fin de que no solo le ofrezcas rentar una bodega, sino una solución que le permita ser más eficiente en su operación. Queremos proveer servicios que a la larga le den un valor agregado e incrementen la rentabilidad de la empresa. No vemos a nuestros clientes como un cliente nada más, los vemos como un aliado estratégico. Son alianzas de largo plazo en donde ambas partes pueden crecer”.

Por Liz Areli Cervantes

Este es parte de un fragmento del artículo AlveoKapital: Disrupcción e innovación en segmento industrial, de la edición 109 http://inmobiliare.com/inmobiliare-109/