De acuerdo con el  informe  Situación América Latina  de BBVA Research   se espera un crecimiento de  1%   en 2017 para la región, esto para los países de América del sur representa  un cambio  ya que  han atravesado  cuatro años de desaceleración de  2013 a 2016, sin embargo para el caso específico de México   el crecimiento de  1% representa  una disminución comparándolo con el 2%  de 2016.
El informe destaca  que  de manera global  se estima un crecimiento de hasta 3.2% “gracias  a la mejora de la confianza  en todas las principales economías, de los indicadores  del sector  industrial y de una incipiente mejora del comercio mundial” sin  embargo  consideran que 2017 y 2018 serán años de incertidumbre principalmente causada por la administración de Donald Trump  y las medidas proteccionistas que está impulsando.
“En América del Sur, los indicadores de confianza no se han visto afectados en la mayoría de los países tras los primeros anuncios de la nueva administración estadounidense, y los mercados financieros han recuperado la calma. Este comportamiento debería tener un reflejo en la actividad económica, que se traducirá en un crecimiento del 1% en 2017 y del 1,7% en 2018” indica el informe.
Se estima que “el crecimiento de la región provendrá de la mejora del sector exterior, gracias a la recuperación de los precios de las materias primas y a la depreciación de las divisas de los últimos dos años, así como por el impulso de la inversión pública y privada en países como Argentina, Colombia y Perú. El mayor dinamismo en 2017 lo tendrán Perú (+3,5%),  Paraguay (+2,9%), Argentina (+2,8%) y Colombia (+2,4%), y en menor medida Chile (+1,6%) y Uruguay (+1,3%)”.
Para México el escenario es  diferente,  dado que  las políticas económicas presentadas por la nueva administración de Estados Unidos ha generado  incertidumbre  y  que descienda  la confianza de las empresas;  de acuerdo con  información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía  la Inversión  Fija Bruta en México  durante el mes de noviembre  descendió 0.3% respecto de octubre de 2016.
A ello debe agregarse  la subida en el precio  de las gasolina  y el impacto al alza sobre  la inflación,  según  las cifras del instituto,  el Índice Nacional de Precios Productor –INPP- presentó un incremento  mensual de 2.08%  y  de 9.81%  comparado con el mismo mes de 2017.  En el mismo sentido  el Índice Nacional de Precios al Consumidor- INPC-  tuvo un crecimiento mensual de 1.7%   y de 4.72%  en comparación anual. La tasa de inflación anual de INPP  de 2015 a 2016  fue de 3.91% mientras que de INPC  incremento 2.61 por ciento.
El pronóstico  de BBVA Research  es  que México  crecerá 1%  en 2017  y 1.8%  en 2018 “la incertidumbre sobre las políticas económicas en EE UU afectará a la inversión, al tiempo que la depreciación del tipo de cambio y el consiguiente aumento de la inflación obligará a una política monetaria más restrictiva, con impacto negativo sobre el crecimiento” indica el estudio.
Por Liz Areli Cervantes