Como resultado de un diálogo abierto entre el gobierno federal y el sector empresarial, el Presidente Andrés Manuel López Obrador y representantes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) llevaron a cabo la firma de un acuerdo de colaboración con el objetivo de definir acciones concretas que contribuyan al desarrollo económico del país.

Dicho acuerdo establece dos mecanismos encabezados por el Presidente de la República y coordinados por el Consejo para el fomento de la inversión, el empleo y  el crecimiento económico. El primero tendrá como responsabilidad la evaluación y priorización de los proyectos de inversión y el segundo será el responsable de facilitar la ejecución de estos mismos.

“Ambos incluirán reuniones periódicas conjuntas y métricas de seguimiento. Estamos convencidos de que la clave para eliminar la pobreza es generar mejores condiciones de desarrollo incluyente. El acuerdo que hoy firmamos busca poner a la inversión entre las prioridades fundamentales de nuestro país”, explicó Carlos Salazar Lomelín, Presidente del CCE.


Foto: CCE

Las cuatro áreas prioritarias que se proponen fortalecer son:

  • Sector energético, cumpliendo con los contratos de inversión suscritos entre empresas y el sector público para incrementar la producción de petróleo, gas y energía eléctrica, fomentar las energías limpias y renovables, y coadyuvar a desterrar la corrupción en Pemex y en la Comisión Federal de Electricidad.
  • Infraestructura de transporte, en carreteras, puertos, puentes, ferrocarriles y aeropuertos que mejoren la conexión entre las regiones.
  • Inversión social, en educación, salud, agua y saneamiento para lograr un desarrollo incluyente y sobre todo en el desarrollo del sur-sureste en energía, servicios, agroindustria, así como la integración de cadenas productivas.

“En este proceso coadyuvaremos con propuestas de manera que el sector público genere condiciones de confianza para la inversión. Así buscamos que se pueda elevar la inversión privada del 17 y medio del PIB, hasta alcanzar el 20% en los siguientes dos años, así como  elevar la inversión pública del 2.8 al 5% del PIB”, señaló Salazar.

Por su parte, López Obrador agradeció la confianza de los empresarios y destacó que “durante la reunión con el Consejo Mexicano de Negocios (CMN), que representan 60 importantes empresas en el país, se hizo el compromiso, de invertir este año alrededor de 32 mil millones de dólares
[…] es una inversión que va a generar empleos y va a impulsar el crecimiento económico”.

Finalmente reiteró que con este y otros convenios suscritos con diferentes sectores de la iniciativa privada se generará inversión en cada una de las ramas de la economía como el sector agropecuario, industrial y de servicios. “Con esta inversión vamos a crecer, como lo hemos propuesto, a una tasa promedio anual del 4 por ciento”, afirmó.

Dicho acto contó con la presencia de Graciela Márquez Colín, Secretaria de Economía (SE); Alfonso Romo, presidente del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico; Antonio del Valle, presidente del CMN; Francisco Cervantes, presidente de la Concamin; Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México; Valentín Díez Morodo, presidente del COMCE; José Manuel López Campos, presidente de la Concanaco-Servytur; Nathan Poplawsky, presidente de la Cámara Nacional de Comercio; Gerardo Trejo Veytia, presidente de la Federación de Coparmex, entre otros.