El arquitecto mexicano y director del despacho LBR&A, Benjamín Romano, fue galardonado por el Premio Internacional Highrise 2018 (IHA) en el Paulskirche de Frankfurt, Alemania en la categoría “Mejor Rascacielos del mundo” con Torre Reforma.

36 proyectos de 15 diferentes naciones son los nominados a IHA de firmas como Ateliers Jean Nouvel, Foster & Partners, Pelli Architects, Renzo Piano Building Worshop y Zaha Hadid Architects. Entre los que destaca el proyecto del arquitecto mexicano, la cual con los 246 metros de altura supera a cuatro de los finalistas provenientes de Tailandia, Líbano, China y Singapur.

Imagen tomada de International Highrise Award 2018

Actualmente, Torre Reforma es considerada el edificio más alto de la Ciudad de México y el único en el país con certificación LEED Platino por su diseño inteligente que permite ahorrar 25% más energía y por utilizar materiales mexicanos en 85% del proyecto.

Otro de los puntos tomados en cuenta para otorgar el premio, es su diseño estructural, el cual responde a tres aspectos: exigencias de seguridad en una ciudad con actividad sísmica, rescate de la casona neogótica de 1929 y el reto de cumplir 100% de la normatividad vigente.

Imagen tomada de International Highrise Award 2018

Ina Hartwig, Sub Alcaldesa de Cultura de la Ciudad de Frankfurt, comentó “este proyecto, que es una delicia visual, además de ecológico, es un merecido ganador del Premio Internacional Highrise 2018 y demuestra que, en comparación con otros países, México se vanagloria de ofrecer soluciones arquitectónicas pioneras”.

Por su parte, para el jurado, integrado por expertos arquitectos, ingenieros estructurales y especialistas en desarrollo inmobiliario internacionales, Torre Reforma personificaba la misión de Benjamín Romano: “arquitectura sustentable, estructura arquitectónica, alta tecnología e integración artística”.

International Highrise Award busca reconocer a arquitectos y desarrolladores cuyos edificios miden al menos 100 metros de altura y han sido completados en los últimos dos años. Además de contribuir al tejido urbano y comunidad. Entre los aspectos analizados se encuentran el concepto general, las cualidades esculturales, el concepto estructural, la mezcla de usos y el equilibrio entre comercio y cultura.