Sobre el flujo migratorio de los llamados baby boomers procedentes de Canadá y Estados Unidos que buscan residir en México, es fundamental estudiar el mercado y analizar a profundidad las necesidades que requieren estos grupos poblacionales.

Javier Govi, presidente de AMAR, refiere que al llegar a la etapa de retiro, el adulto mayor tanto nacional como extranjero, busca un lugar plácido y seguro “buscan vivir en lugares donde ellos se puedan sentir tranquilos, donde sepan que su proceso de envejecimiento va a estar asegurado, no andan buscando lo que conocemos nosotros como ‘second home’ que ha traído mucha confusión a muchos desarrolladores; realmente están buscando complejos inmobiliarios residenciales con servicios asistenciales y de salud”.

De manera específica, en el caso del baby boomer que emigra hacia México, se encuentra principalmente interesado en obtener una mejor calidad de vida a un costo más barato y en que le ofrezcan mayor seguridad en su proceso de envejecimiento.

Imagen proporcionada por Belmont

En el caso del mexicano además de seguridad, busca mantener su calidad de vida sin la necesidad de depender de sus hijos o sus nietos. “Uno se va por el lado de costo de vida, el otro se va por calidad de vida, no tener quien lo cuide o no querer darle molestias a sus familiares o amigos”, puntea el Presidente de AMAR.

Asimismo, recalca la importancia de que este tipo de desarrollos inmobiliarios no se asemeje en lo absoluto a un asilo de ancianos y haga mayor alusión a un resort, donde cuenten con actividades que los mantengan activos y los haga sentir independientes, un lugar donde puedan estar con personas que compartan sus mismos gustos e intereses.

También, de acuerdo con AMAR, ambos grupos están buscando lugares que sean muy enfocados a ofrecer el tema de interrelación con otras generaciones. “No quieren ver como envejecen entre ellos […] quieren estar conviviendo con niños y jóvenes”.

“Hemos visto un gran desconocimiento de algunos desarrolladores o algunos arquitectos porque aquí, al no tener el enfoque de asilo, le quita todo el tema de un complejo moldeado de este tipo, nada más con que cumpla los reglamentos que deben de tener, puertas anchas, cierto tipo de pisos, los enchufes a cierta altura, que haya rampas; todo mundo se va por ahí y eso no es lo elemental, estás hablando de gente activa, gente que quiere vivir independiente, gente que no quiere sentirse que está dentro de un hospital”, recalca.

Imagen proporcionada por Belmont

Sobre el tema arquitectónico urbanístico, Javier Govi señala que no se trata sólo de cumplir con los estándares internacionales, que en efecto es un requisito obligatorio, puesto que con eso se le da certeza y certidumbre al residente; sin embargo no es lo más importante, para AMAR lo imprescindible es el aspecto de cómo brindarles a los adultos mayores, dentro de todo ese diseño arquitectónico, el concepto de ‘community’, ligarlos entre ellos, evitarles padecimientos como la depresión, mantenerlos activos y brindarles espacios para que puedan llevar a cabo el tema de la intergeneracionalidad. “Por eso creamos también lo que fue la acreditación del ‘Senior Family Destination’, que traducida sería como un destino amigable al adulto mayor […] parte de un diseño universal encaminado totalmente al tema de la movilidad de las personas, independientemente de su edad”.

Por Danae Herrera

Este artículo fue de la edición 108 http://inmobiliare.com/inmobiliare-108/