El director general del Banco Inmobiliario Mexicano, Leonardo Arana de la Garza, informó que el año 2019 será para construir y fortalecer a todo el segmento; por lo que se destinarán 10 mil 800 millones de pesos en créditos para la construcción de vivienda.

Comentó que a pesar de la incertidumbre que prevaleció el año pasado, para la institución bancaria fue sin duda un año récord en la colocación de crédito con un poco más de 9 millones de pesos. Esto, gracias al apoyo de la Sociedad Hipotecaria Federal (SIF), FOVISSSTE y del Infonavit, que hicieron que el banco creciera.

El empresario explicó que en este año hay la posibilidad de seguir avanzando y llegar hasta un 20% de crecimiento, ya que el contexto económico y social del país generará oportunidades para la industria.

“Tenemos muchas ganas de crecer, tenemos muchas prisa porque queremos aprovechar las oportunidades del mercado”.

En este sentido, la meta en la administración fiduciaria es de 15 mil 474 millones de pesos aproximadamente frente a los 12 mil 895 millones de pesos que operó en el año pasado. Sobre la capacitación bancaria, el directivo indicó que el banco planea alcanzar los 4 mil 500 millones de pesos frente a los 3 mil 609 millones el año pasado; es decir, 891 millones más.

El banco se ha especializado en dar créditos para la construcción de vivienda con el fin de que cada vez más mexicanos cuenten con su propio patrimonio.