Conecta con nosotros

Finanzas

Be Grand da campanazo en BMV por colocación de certificados

Publicado

el

Be Grand da campanazo en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por el proceso de colocación de Certificados de Capital de Desarrollo (CKD) por 4 mil millones de pesos para el desarrollo de vivienda en México, así como los Certificados Bursátiles por mil 500 millones de pesos.

La ceremonia se llevó a cabo en el piso de remates de BMV, con este proceso se concluye la colocación de los Certificados Bursátiles de largo plazo y el Certificados de Capital de Desarrollo, con un monto inicial de la CKD es de 800 millones de pesos.

“En este año para bajo un entorno complicado para nuevas emisiones logramos la colocación […] esos recursos servirán a la empresa para continuar con el nivel de crecimiento que le ha caracterizado desde fundación hace 11 años, estas emisiones son también muestra de la confianza de inversionistas privados e institucionales (nacionales y extranjeros) en el sector inmobiliario del país” comentó Nicolás Carrancedo, fundador y director general de Be Grand.

El pasado 13 de febrero Be Grand obtuvo financiamiento con una emisión de deuda de largo plazo por un monto de $1,500 millones de pesos, de acuerdo con información del grupo inmobiliario, los recursos serán destinados para el pago de un crédito y el desarrollos de diversos proyectos en la República Mexicana. El 16 de agosto la desarrolladora realizó su primera emisión de Certificados de Capital de Desarrollo.

“Los Certificados Bursátiles emitidos en febrero a un plazo de 3.2 años forma parte del plan estratégico de crecimiento de la empresa y contó con una sobredemanda de 1.44 veces, es decir, con una demanda de 2 mil 163 millones de pesos en el que participaron inversionistas institucionales como las afores, fondos de inversión y banca privada” mencionó Gerardo Madrigal, director de administración y finanzas de Be Grand.

Por Rubi Tapia

Finanzas

Ventajas de los fideicomisos familiares al momento de heredar inmuebles

Publicado

el

El CEO de FDI, Mariano Sardáns y Jun Cruz Acosta Güemes, director de la fiduciaria SFI presentaron la mesa de diálogo “Trusts y fideicomisos familiares: lo que hay que saber”, donde explicaron que existen muchos casos de embargos por cuestiones legales que pueden ser de índole laboral, tributaria, ambiental o de otro rubro. Además que frecuentemente se observan muchos casos de familias destruidas por cuestiones sucesorias y hereditarias con relación a los bienes inmuebles. 

“Lo curioso es que los protagonistas tenían al alcance los instrumentos y también los recursos, estamos hablando de trust o fideicomisos. ¿Por qué no los usaron? una gran cantidad por desconocimiento, por miedo, preconceptos y en algunos otros por dejadez”, explica Sardáns.

De acuerdo con los expertos los fideicomisos o trusts son instrumentos que existen en la mayoría de los países y que ayudan a prever los conflictos por herencia. “Sirven como una herramienta para que se establezca la protección de activos”, además que especifica claramente lo que va a suceder cuando fallece el fiduciario, comenta Acosta y complementa:

“Por qué no combinar lo que da un testamento, que es la planificación fiscal con la protección de activos, en una figura que es el fideicomiso, en el cual yo me cuido a mí mismo durante toda mi etapa de vida, protejo mis activos de cualquier ataque de terceros y además le estoy dando un elemento de planificación sucesoria mucho más poderosa que un testamento, porque el fiduciario va a poder tener instrucciones para cada heredero”.

Sin embargo, antes de adquirir un fideicomiso la persona tiene que estar seguros y conscientes de cuatro aspectos:  

  1. Desprendimiento patrimonial, “lo que antes era mío y estaba mi nombre, mañana lo voy a ver a nombre de un fideicomiso”, ese es el primer paso, junto con el hecho de pensar asimila la propia muerte.
  2. No es para cualquier patrimonio ni es para cualquier familia, tiene que haber una relación costo/beneficio que justifique la inversión.
  3. El fideicomiso es un contrato legal que tiene que seguir una serie de pautas marcadas por la ley.
  4. “Saber que mi acto de crear un fideicomiso va a tener consecuencias impositivas, tengo que saber cuáles son y aceptarlas”.

Entre los temores más habituales para no utilizar un instrumento como son los fideicomisos está la incertidumbre sobre el proceso; sin embargo una compañía fiduciaria tiene protocolos establecidos que en cada uno de los casos se le explican al cliente. 

Para conocer más sobre el tema, puedes escuchar la conversación completa en el siguiente link:

Sigue leyendo
Publicidad
Antigua Hacienda
Publicidad
Banner Colliers

Lo más leído