Ante medios de comunicación, el arquitecto mexicano Benjamín Romano presentó el libro Torre Reforma, que aborda en 248 páginas el proceso arquitectónico, los restos del diseño y construcción, así como la influencia de este rascacielos en su entorno urbano. Es por ello que cada ejemplar documenta todo el desarrollo desde la concepción, anécdotas, normatividad, hasta los retos y enfrentamientos de la operación del proyecto.  

El autor y arquitecto de la obra mencionó que tanto lo escrito como lo visual es un trabajo documentado y detallado sobre cómo se construyó la torre de 57 pisos y 246 metros de altura, por eso que la preparación del texto tuvo una duración de poco más de dos años. 

Imagen de cortesía

“Construir un proyecto de tal magnitud como Torre Reforma representó todo un reto, no sólo desde su diseño estructural sino también sus implicaciones normativas y la integración ideal de todos los flujos, el confort humano y el contexto urbano. Todo lo reunimos en este libro, el cual representa una fuente de consulta y una apuesta por compartir aprendizajes, para quienes desean conocer a fondo el proyecto”, explicó Romano. 

La edición de este libro estuvo a cargo de Arquine, plataforma de generación de contenidos orientados a la construcción de la cultura arquitectónica. “Torre Reforma es de gran relevancia para la arquitectura a nivel global, es un proyecto original que transgrede la lógica natural de los rascacielos. El texto desarrolla a profundidad esta importancia, como si se tratara de una dinámica de flujos: de la afluencia de personas, del consumo de agua, de energía y de la propia carga del edificio”, comentó Miquel Adrià, director de la editorial. 

Imagen de cortesía

Además de lo escrito por Benjamín Romano, incluye textos de Francisco Serrano, Felipe Leal y de Ali Malkawi, los cuales hablan sobre los detalles estructurales, alzados, cortes por fachada, diagramas y modelos para compresión cabal del desarrollo. Asimismo, contiene imágenes del proceso de la edificación que estuvieron a cargo de Iwan Baan y Alfonso Merchand, figuras relevantes de la fotografía arquitectónica.  

Cabe destacar que en México es el único edificio con distintivo LEED Platino; debido a la adecuada planeación de los flujos en la torre (de personas, vehículos, cargas, agua, electricidad, sólo por mencionar algunos) registra una reducción del 25,4% en el consumo de energía. 

Imagen de cortesía

Torre Reforma ha sido reconocida como “El mejor rascacielos del mundo” por parte del International Highrise Award 2018, así mismo ha ingresado en la lista de los “50 rascacielos más influyentes del mundo en los últimos 50 años” por el Council on Tall Buildings and Urban Habitat (CTBUH). 

En la presentación del libro asistieron: Ari Naím, Director del IFC en México (Corporación Financiera Internacional), brazo de promoción privado del Banco Mundial; Ali Malkawi, Director del Harvard Center for Green Buildings and Cities, así como los arquitectos Francisco Serrano y Víctor Márquez.