En un marco de festejo, emoción y satisfacción, la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) cumplió este 25 de julio su primer aniversario operando formalmente en nuestro país. Desde hace décadas, BIVA se ha posicionado como una alternativa fresca cuyo sello es el de utilizar la última tecnología en sus reportes y el de acercar sus beneficios a toda aquella corporación sin importar que sea pequeña o mediana.

Los encargados de tomar la palabra fueron en primer término el Presidente de CENCOR (Central de Corretajes), Santiago Urquiza, y la Directora General de BIVA, María Ariza; quienes se mostraron satisfechos del trabajo realizado a lo largo del primer año de operación de la compañía, pero también dando detalle de los retos que han protagonizado durante este proceso al que calificaron de “complejo pero valioso”.

Cabe destacar que se dieron a conocer diferentes proyectos de alianzas con organizaciones sociales, gubernamentales, empresariales y educativas para acercar a cada uno de esos sectores al desarrollo económico y bursátil. También se hizo pública como primicia la creación del Instituto BIVA, que formará pactos con las universidades mexicanas con el objetivo de enseñar a los estudiantes el tema financiero representado por la empresa.

Para Santiago Urquiza uno de los objetivos de BIVA es el de llevar al mercado de valores al tamaño real de la economía mexicana; expresó que una nueva bolsa y su crecimiento paulatino genera un repunte en el desarrollo económico de la nación. Sin embargo, acepta que este proceso llevara tiempo dada la coyuntura social, política y económica que se vive actualmente.

El líder de Central de Corretajes agregó durante la conferencia de prensa el tema de las afores, cuya inversión respalda el trabajo de BIVA. Asegura que se protegerá y se hará un buen uso de ese patrimonio, al tiempo que generará utilidades para todos los inversionistas ligados al proyecto.

Por su parte, María Ariza, Directora General de BIVA , recordó en su discursó de agradecimientos todo el proceso de cambio y los resultados generados por la empresa; no obstante, también dejó en claro que el panorama actual en materia bursátil a traído consigo desafíos y dificultades por ser un nuevo competidor.

Ariza resaltó en el tema del financiamiento de proyectos avalados por BIVA, el cual ha superado los 50 mil millones de pesos. Asimismo, se cuenta con próximas emisiones por un monto de 70 mil millones de pesos adicionales en distintos instrumentos como CKD’S, warrants, certificados bursátiles, deuda a corto y largo plazo. en el caso de la emisión de capital, BIVA espera concretar su primera colocación antes que concluya el 2019 por certificados bursátiles, ante ello la líder agradeció la confianza de cada una de las emisoras.

A pregunta expresa de Inmobiliare sobre cómo BIVA ha sorteado la dura competencia con su más cercano rival y los cambios de rumbo en materia económica por parte del Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, la Directora General expresó: “Ha sido complicado asimilar el cambio del país y el enfrentarnos a un competidor muy fuerte, pero son los retos que afrontamos dado que en este primer año el balance ha sido positivo para nosotros. Estamos contentos por los resultados y poco a poco nos iremos fortaleciendo”, concluyó.