La Bolsa Institucional de Valores (BIVA) y la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) firmaron un convenio de colaboración para trabajar a favor de la construcción en México, ya sea impulsando la generación de empleos en el sector o con el apoyo financiero a los grandes proyectos de infraestructura, públicos y privados. 

“El convenio nos ayudará a la implementación de programas que permitan volver más eficiente la transición para que proyectos y compañías enfocadas a la construcción puedan levantar recursos a través del mercado de valores. Sumará esfuerzos para crear y participar en eventos o actividades relacionadas con la promoción de la industria constructora y el sector bursátil, así como crear sinergias que faciliten  la difusión de información actualizada en favor de ambos mercados”, expresó María Ariza, Directora General de BIVA. 

Asimismo, comentó que todas las compañías pueden entrar a la Bolsa, “no es algo que tengan que hacer cuando logren su madurez o sofisticación, ingresar al mercado de valores es precisamente el instrumento que pueden utilizar para alcanzar ese fortalecimiento con el Programa de acompañamiento 360, el cual tiene como función acompañar en cada paso a las empresas en el proceso integral para lograr un emisión exitosa”. 

Por su parte Eduardo Ramírez Leal, Presidente de la CMIC, manifestó que con esta firma buscan penetrar en todo lo que no se ha atendido en el país en materia de infraestructura, mediante nuevas estrategias innovadoras.

De acuerdo con Francisco Javier Solares Alemán, Secretario Nacional de la CMIC, aproximadamente unas mil empresas pudieran iniciar con su participación en BIVA sea en bursatilización o de financiamiento, así como de esquemas asociadas con otras firmas.  

Igualmente, expresó que las expectativas de la Cámara para el 2020 son favorables tanto para la industria de la construcción como para los otros sectores, es decir, habrá un crecimiento económico en el país. 

Y es que a pesar del escenario en el que se encuentra el sector de la construcción la probabilidad de que esta industria crezca son positivas; ejemplo de ello es el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), “para el próximo año tiene un reducción de 6% global momentáneamente para edificar en México, es decir, se reduce; sin embargo vemos un factor más preocupante que es el hecho de subejercicio de este 2019 ya que alrededor de los 385 mil millones de pesos del PEF para infraestructura se llevan comprometidos 105 mil solamente, por ello esperamos que en lo que resta del año podamos llegar a tener un subejercicio de 200 mil millones. Entonces el hecho de que reduzca el 6% para el 2020 es que realmente se ejecute el presupuesto que se tiene; en el subejercicio la expectativa es de que ese dinero se pueda sumar al presupuesto del siguiente año en obras de infraestructura”. 

Asimismo informó que en el periodo de agosto a octubre han salido dos mil quinientos contratos nuevos de construcción, además que el gobierno actual está considerando la participación del sector privado en las construcción de la infraestructura que requiere el país por lo que se están analizando esquemas de asociaciones público privadas o de concesiones que hace unos meses no se tenían en consideración y que en cuestión de horas el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunciará.