La empresa alemana BMW lanzará oficialmente su primer auto producido en México para el mercado mundial, esto después de inaugurar  a principios de junio sus instalaciones en el parque industrial Logistik en San Luis Potosí.

La nueva planta fue construida con una inversión de mil millones de dólares y fabricará 175 vehículos al año, que por ahora serán del modelo serie 3 de nueva generación. Con esto la empresa  automotriz generará alrededor de 2 mil empleos directos.

Según Hermann Bohrer, director general del proyecto San Luis Potosí de BMW, transcurrieron 5 años entre que se tomó la decisión de invertir en México y dar inicio formal a la operación. Sin embargo, es un logro importante, ya que la firma considera que el país es un lugar estratégico para incrementar su presencia en el continente americano, principalmente en el mercado de Estados Unidos.

En la inauguración estuvo presente el gobernador del estado, Juan Manuel Carreras y Alexander Wehr, presidente y CEO de BMW Group en la región Latinoamérica, así como directivos globales de la firma.

Cabe destacar que la empresa impulsará la economía mexicana ya que cuenta en el país con más de 200 proveedores, entre pequeñas y medianas empresas mexicanas, ubicadas principalmente en el parque Industrial Vesta, que se inauguró a mediados de mayo pasado.