El Consejo de Administración de BBVA aprobó por unanimidad, el plan de sucesión del presidente ejecutivo, designando a Carlos Torres Vila, actual consejero delegado, quien sustituye a Francisco González. Dicha sucesión garantiza la continuidad en el proceso de transformación que enfrenta la institución financiera. Se tiene previsto que Torre Vila tome formalmente el cargo una vez que Francisco González deje su cargo el próximo 31 de diciembre de 2018.

Carlos Torres, egresado de la licenciatura de Derecho de la UNED (universidad española), se incorporó al Grupo en 2008 como responsable de estrategia y desarrollo corporativo, para luego asumir la dirección del área global de banca digital en marzo de 2014. En mayo de 2015, fue nombrado consejero delegado del Grupo, desde entonces el proceso de transformación de BBVA se ha acelerado notablemente.

Imagen: Cortesía BBVA – (Carlos Torres y Francisco González)

Actualmente  los cliente digitales del Grupo superan los 25 millones; las ventas digitales representan casi el 40% del total de unidades vendidas. El objetivo de BBVA es que este número incremente a un 50% para finales de año.

“El trabajo de Carlos estos últimos años es la mejor garantía de continuidad en la estrategia”, señaló Francisco González, presidente de BBVA. Por su parte, Carlos Torres Vila comentó que “gracias a la visión estratégica del presidente hace más de una década, hoy en día no hay proyecto empresarial más atractivo que el de BBVA y es un honor poder formar parte de él”.

Durante el cuarto trimestre, el Consejo, la Comisión de Nombramientos y Carlos Torres Vila abordarán la selección del futuro consejero delegado. “Una transición ordenada y bien planificada es fundamental. El Consejo trabaja con dedicación para dar continuidad al gran proyecto de transformación de BBVA”, afirmó González.

Por Danae Herrera