En reiteradas entrevistas, Carmina Zamorano ha manifestado su gusto por su labor en Carnan Properties, “yo siempre he sido fanática de los bienes raíces, soy una arquitecta frustrada y lo digo en muchas conferencias, soy abogada pero toda mi vida tuve esa inquietud del bien raíz […] a mí me gustan los bienes inmuebles, me gusta invertir”.

Para ella saber que puede transformar una ciudad a través de sus proyectos le genera una gran pasión, “…los desarrolladores quieren dejar un legado, sentarse y ver lo que hicieron; esa sensación es la que me han dejado los bienes raíces, el poder de transformar al mundo”.

Todo su gusto y experiencia en la industria inmobiliaria lo ha compartido en diversos foros alrededor del mundo, dándole la oportunidad de tener un acercamiento con diversas culturas, “he tenido la oportunidad de ofrecer pláticas en los Emiratos Árabes, Londres, Panamá, entre otros. Por ejemplo, colaboré un tiempo en Dubai para la venta de un desarrollo en la Palmera y fue toda una experiencia […] principalmente, por tratarse de un país, una cultura y una industria regida por hombres”. Comenta que era la única mujer en el panel hablando; al final estuvo tan bien que se presentó en vivo por 12 minutos en el CNBC Arabia, lo cual es un gran logro para una mexicana que vende en Estados Unidos y se presenta en Dubai.

Asimismo, recuerda la premiación de un libro sobre los 100 de los bienes raíces, mismo que conformaban 99 hombres y ella. Fue ese momento muy revelador, se dió cuenta que el sector en realidad está regido por mujeres, “porque si bien, los grandes nombres efectivamente son desarrolladores hombres; la toma de decisiones la hace la novia, la esposa, la madre, la arquitecta, la diseñadora de interiores, la agente de bienes raíces; entonces ¿por qué no hemos impulsado más a la mujer dentro de la industria?”.

La CEO de Carnan Properties comenta que como mujer no le ha sido difícil entrar a la industria inmobiliaria; en Estados Unidos, por ejemplo, ha sido mayormente reconocida por ser una mexicana exitosa, “siempre me he comportado como un hombre más en el mundo de los negocios, no me he sentido menos ni me he echado para abajo. Ni siquiera lo pienso, yo me siento en una negociación y si confían en mí doy resultados. Tiene mucho que ver tu propia seguridad”. Agrega, “Sí creo que desgraciadamente por nuestra cultura las mujeres debemos dedicarle más tiempo, es un poco más complicado pero no es imposible […] se trata de balance; todavía estamos en un momento en el que las mamás somos 100% responsables de la siguiente generación; y hay menos tiempo para capacitarse, esto implica un mayor esfuerzo, pero cuando haces bien tu trabajo y te preparas, se nota”.

De acuerdo con Carmina, el respeto entre mujeres es importante, así como la capacitación y educación que son fundamentales para que sean líderes, “somos una gran comunidad productiva, que si bien hay que darle un poco más su lugar, realmente estamos cambiando el sector”.

El apoyo e impulso que ofrece a las mujeres no se limita al sector en que la empresaria se desenvuelve, cuenta con hispanas.org, una comunidad de autoayuda con blogs interactivos sobre bienestar, salud, alimentación, etc. “lo he buscado para empoderarnos como mujeres, para hacernos más exitosas y compartir el día a día, cuando te va bien y cuando no; y para saber que no estamos solas. Son cápsulas de dos minutos […] donde cuento las cosas que me han funcionado en la vida para ser empresaria exitosa, para balancearme con la familia”.

Carmina Zamorano es madre de tres niñas y trabaja para darles una buena educación, su principal objetivo es que ellas en un futuro repitan ese mismo fenómeno de reproducción educativa, que se preparen para crear y desarrollarse. Sin embargo, afirma que siente la misma culpa que otras mujeres como la chica que tiene tres turnos para sacar adelante a sus hijos, comenta “las universidades no se pagan de amor y tenemos una responsabilidad de cambiar el futuro del mundo y la única manera de cambiarlo es educando, es brindando esas oportunidades”. Para lo cual planea seguir trabajando en lo que siempre ha sido su pasión: el desarrollo, la venta de casas y proyectos.

En ese sentido, Carnan Properties pretende seguir con los flujos de inversión, ya que en seis años ha generado un aproximado de 360 millones de dólares. Y Carmina Zamorano ya planea diversificar sus oportunidades de negocio anunciando tres nuevas compañías, una de ellas en asociación con Mastercard para lanzar dos productos financieros, uno en Estados Unidos y otro en México. Además, Hispano Club, una compañía multinivel que brinda servicios a los migrantes por menos de un dólar al día.

Existe un gran mercado de oportunidades para formar un monopolio natural; para la CEO es de suma importancia no perder de vista de dónde viene y hacia dónde se dirige dentro de la industria, “la gente  normalmente en este mundo de dinero y de casas se le puede olvidar de dónde vienes, pero si se te olvida… todo lo demás empieza a salir mal.” Añade que en el sector “tienes que estar siempre en constante entrenamiento y competitividad, nunca sentirte el mejor, pero todos los días esforzarte en todos los sentidos para tratar de serlo. Siempre explorando nuevos mercados y aprendiendo de ellos”, porque las ciudades y los esquemas van cambiando.

Por Mónica Herrera y Xareni Zafra

Este es un fragmento del artículo Carmina Zamora, La empresaria que rompe fronteras en el Real Estate, de la edición 110 http://inmobiliare.com/inmobiliare-110/