FutureofRetail_1536x1152En el reporte más reciente de Jones Lang LaSalle -JLL-, Destination Retail 2016, la ciudad de México está en el puesto 45 como el destino de las firmas de gran consumo, premium y lujo. Asimismo, el reporte indica que las firmas trabajan a la par con la tecnología, ya que genera gran impacto en los consumidores .
El mismo reporte menciona que la época de los clientes que salían a la calle de compras está disminuyendo. Sin embargo, esto no significa que esto vaya a terminar en algún momento, solamente su gama de posibilidades ha ido en aumento con el dinamismo que ofrece la tecnología. Los celulares son la causa de esta revolución tecnológica y tienen en sus manos más cambios para años venideros.
Cerca del 50% de búsquedas en Google son realizadas de un teléfono celular, esto implicaría una era de mayor precisión del retail y mejor personalización de ello. Por ejemplo, los tweets o un post de Facebook podrían decidir el éxito de una venta. Los minoristas en Estado Unidos ganaron 3.3 billones de dólares en compras en 2014, un aumento del 26% comparado con 2013.
Además, los consumidores hacen uso de las transacciones bancarias para pagar algún producto; necesitan más de una razón para visitar las tiendas. Por tal motivo, los minoristas ofrecen una experiencia  física y digital, además de mantener un buen servicio al cliente, lo cual responde a la demanda interactiva de los consumidores, según explica el reporte.
Bloomingdales. Esta tienda departamental puso a prueba la incorporación de Ipads en las paredes para que los clientes buscarán distintos productos, desde su disponibilidad gasta el color de los mismos. Además permite al cliente hacer aclaraciones y sugerencias de sus productos.
Waitrose. Es una cadena de supermercados que optó por agregar un programa llamado Hiku, lo cual le permite a sus empleados escanear códigos de barras para buscar productos y agregarlos a su carrito en línea del consumidor. Además, con este programa también los clientes pueden hablar con él y agregar productos.