En la Ciudad de México (CDMX) hay señales de un mercado dinámico de oficinas, que está logrando encontrar oportunidades comerciales. De acuerdo con Solili, plataforma inmobiliaria y de investigación, tan sólo en el primer trimestre de este año la demanda bruta fue de 167,422 m², mientras que la absorción neta con un total de 86,425 m2 presentó un incremento del 30% con respecto al último trimestre del año pasado.

Todo esto se suma al incremento del inventario con un total de 6 nuevos edificios, un volumen de construcción que reporta un aumento de 3.4% y un panorama estable en el precio de las rentas de oficina con un promedio de $22.10 USD/m²/mes, donde el mínimo corresponde al corredor Norte con $12.11 USD/m²/mes y el máximo al corredor Lomas Palmas con $29.67 USD/m²/mes.

Insurgentes, Reforma y Polanco con más de 1 millón de m² siguen liderando las locaciones de mayor metraje de construcción con 63.5% del volumen; cabe destacar que Polanco presentó un incremento del 31% en este rubro.

En el segmento Clase A, por su parte quedó integrado por 73 edificaciones con 1,561,830 m², donde tan solo dos edificaciones en el corredor Santa Fe concentra el 7% de esa categoría con 109,333 m².

El dinamismo que ha tenido la construcción, al menos en los últimos tres años, se mantiene, la Ciudad de México arranca un año donde existen ventajas interesantes para desarrolladores e inquilinos, ya que durante este trimestre un total de 12 edificios, tipificados como clase A y B iniciaron construcción, sumando poco más de 113,134 m². Con base a ello, se puede inferir que la confianza de los desarrolladores de espacio corporativo se mantiene positiva para la capital del país.