Grupo Arquitectoma y Coldwell Banker Commercial Mexico, llevaron a cabo el cocktail de preinauguración del proyecto de usos mixtos CHAPULTEPEC UNO, edificio ubicado sobre Av. Paseo de la Reforma, Col. Cuauhtémoc, en la Ciudad de México; el cual albergará el primer hotel The Ritz Carlton en México.

“La obra está en un 95% terminada, nosotros pensamos que va a estar operando a partir de julio o agosto (de 2019), la parte corporativa y la parte de departamentos; el hotel tiene otros tiempos, ellos piensan inaugurar hasta  2020”, detalló Francisco Martín del Campo, Socio Director de Grupo Arquitectoma.


Asimismo, agregó que dicho proyecto contó con una inversión aproximada de 400 millones de dólares y estará conformado por un área de oficinas, residencias y hotel con 153 habitaciones disponibles. Los espacios destinados a uso residencial, se conformarán por 63 departamentos de lujo con alturas libres de 3.10 metros en promedio. El diseño incluye un helipuerto, estacionamiento subterráneo, Motor Lobby y SKY PH.

Sus 58 niveles ofrecen a sus usuarios y habitantes una panorámica vista del Bosque y Castillo de Chapultepec, posicionándose como el segundo edificio más alto de la ciudad. “Construir una torre de 241 metros de altura en una zona sísmica y con la esbeltez del edificio fue un reto muy importante; también resolver la parte normativa y de permisos, toda la interacción con autoridades que afortunadamente ha sido muy buena”, añadió Martín del Campo.

En el evento también estuvo presente Ignacio Navarro Pérez de Acha, Associate Broker Oficinas en Coldwell Banker Commercial, quien detalló que hasta el momento el porcentaje de comercialización de los espacios de oficina alcanza alrededor de un 30%, mientras que el componente residencial se mantiene por arriba del 70%, percibiéndose como un edificio de última generación, totalmente vanguardista.


Sobreoferta en la CDMX

Ignacio Navarro, hizo alusión a los retos que ha enfrentado el sector inmobiliario, específicamente en el segmento de oficinas. “En el mercado ahorita el principal problema, más que el tema del dólar y la incertidumbre política, es la sobreoferta, actualmente estamos viviendo una sobreoferta de metros cuadrados de oficinas, más los que se vienen en construcción y en proyecto”.

Esta sobreoferta, “afecta los precios a la baja, principalmente en los corredores de Santa Fe e Insurgentes y Reforma que son los corredores con más metros cuadrados y en construcción”.

“Hemos visto un detenimiento en el mercado inmobiliario, no obstante sigue habiendo movimiento, nosotros podemos ofrecer muchas opciones para que los clientes se queden con nosotros”, señaló Navarro Pérez de Acha.