Mucho se especula en medios de comunicación y en conversaciones cotidianas que la generación nacida entre la década de los ochenta y principios del siglo XXI, mejor conocida como millennial, no aspira a ser propietaria de vivienda debido a la precarización del mercado laboral y el incremento en el precio de las bienes raíces. Pese a la coyuntura compleja para esta generación, sus ‘miembros’ se convierten en los principales compradores de propiedades. 

Lamudi especifica que una de las recomendaciones para los millennials que quieren hacerse más rápido de una vivienda, consiste en buscar propiedades fuera de las grandes áreas metropolitanas del país (CDMX, Guadalajara y Monterrey) y voltear a ver las opciones que se ofrecen en mercados como Hidalgo, San Luis Potosí, Tabasco y Baja California Sur

En este tenor, el sitio Propiedades.com realizó un estudio para determinar cuáles son las ciudades mexicanas en las que es posible adquirir vivienda por menos de 1 mdp. Estas son algunas de ellas.

La Paz, Baja California Sur: Además de ser uno de los destinos turísticos con crecimiento en México, en esta ciudad la vivienda tiene un costo medio de 999,000 pesos.

Mineral de la Reforma, Hidalgo: Perteneciente al área metropolitana de Pachuca, capital de Hidalgo, en este municipio la vivienda tiene un costo promedio de 1 millón de pesos.

Chapala, Jalisco: Este municipio jalisciense recibe a un flujo importante de retirados extranjeros y también ofrece vivienda asequible, con un costo promedio de 895,000 pesos.

Foto: Chapalajara

Comalcalco, Tabasco: Es la tercera ciudad más grande de Tabasco y se consolida como una opción para comprar vivienda. El costo promedio es de 1 millón de pesos. 

Foto: Bienes Online

Soledad de Graciano Sánchez, San Luis Potosí: Al igual que Mineral de la Reforma en Hidalgo, este municipio está integrado a la ciudad de San Luis y ofrece viviendas con costo promedio de 950,000 pesos.

Foto: Habítala