El reto de conseguir financiamiento para los desarrollos inmobiliarios es una constante y al respecto, José Shabot de Quiero Casa asevera que en México hay bancos que apoyan al sector de manera importante, sin embargo, no hay otro tipo de instrumentos como en otros países. “Nosotros somos una empresa donde 95% de nuestros inversionistas son privados y estamos trabajando en obtener capital de inversionistas institucionales. Eso lo deberían de tratar de trabajar de manera más activa, más empresas, para generar más desarrollo y una mejor dinámica. Hay posibilidades de obtener dinero institucional con fondos extranjeros y locales, Quiero Casa ha trabajado con muchos de ellos, pero hoy Quiero Casa quiere levantar un CKD donde estamos buscando dinero de las Afores y esperamos cerrarlo pronto para que puedan co-invertir con nosotros. Lo que queremos hacer es crecer la plataforma de tal manera que las personas que viven en la ciudad puedan comprar y vivir cerca de las fuentes de trabajo y nuestros inversionistas puedan gozar de buenos retornos.”
Respecto al proceso de colocación del CKD de Quiero Casa, Eduardo Gras, director de Administración y Finanzas de la empresa detalla que se decidieron por este instrumento porque la idea es complementar y crecer su base de inversionistas accediendo a los de carácter institucional, considera que el CKD es el mejor vehículo en México porque empata en el sentido de que es capital de largo plazo con sus proyectos de largo plazo y es capital en pesos que busca retornos en pesos.

Quiero Casa Malaga

En cuanto al tiempo que toma levantar un CKD, refirió una cifra de entre un año a año y medio, debido a que se necesita preparar la documentación para presentarlo en la BMV, realizar el Road Show y luego, el proceso revisión y análisis de los inversionistas; estiman que para agosto o septiembre podrían salir al mercado.
En cuanto a algunos beneficios, Eduardo Gras, considera que al tener capital comprometido para desarrollar el modelo de negocios por los próximos cuatro años pueden dedicarse de lleno a su negocio que es el desarrollo de vivienda vertical urbana sin preocuparse por conseguir el capital para el crecimiento. Agrega que es muy importante ofrecer una propuesta de valor a las Afores, en el caso de Quiero Casa, son la única opción de vivienda media en la CDMX.
 “Nuestro modelo es muy sencillo porque el capital lo necesitamos para arrancar los proyectos con la compra del terreno y después para la construcción utilizamos crédito puente bancario por lo que no hay necesidad de otro levantamiento. Ya tenemos oportunidades muy bien identificadas. Hemos tenido buena aceptación de las Afores porque hemos pasado varios Comité y estamos muy cerca del monto que buscamos, solo estamos esperando unas últimas confirmaciones”, complementa el Director de Administración y Finanzas de Quiero Casa. 
Por Catalina Martínez Quintero
También lee 
Quiero Casa acelerará construcción de vivienda en CDMX con recursos de CKD