En una era en la que la economía apunta cada vez más a volverse más colaborativa, las personas alrededor del mundo cambian sus hábitos de vida y de consumo. Empresas como Uber y WeWork adquieren mayor presencia en sus sectores de acción y en el mercado de vivienda en renta, la emergencia de  modelos de coliving empieza a atraer a usuarios e inversionistas. 

De acuerdo con Business Insider, el coliving o ‘vida en comuna’ refiere a inmuebles destinados a la vivienda de varias personas dentro de un mismo espacio en el que se comparten facilidades como lavadoras, cocina y áreas comunes. Las empresas que desarrollan este modelo de negocio apuestan por brindar ‘experiencia’ y ‘comodidad’ a sus inquilinos. 

Foto: WeLive

En México, el coliving se fortalece y los inversionistas muestran apetito por explorarlo. En entrevista con Inmobiliare, Rodrigo Barrera, CEO de Retna, explicó que “la búsqueda de una economía colaborativa la estamos trasladando al coliving, para hacer las rentas más asequibles. Lo que no tienes de puertas para adentro, lo tienes bien dotado en servicios comunales”. Asimismo, comentó que existe una población joven desatendida, cuyas necesidades no son las de cocinar o tener un espacio de estacionamiento sino de vivir cerca de su centro de trabajo, por lo que el modelo al que apuesta se enfoca en ese sector poblacional de más de un millón de profesionistas. 

Koon y Weave son las marcas de coliving con las que Retna quiere adueñarse del sector en México. Con inversiones tan pequeñas como 1% de participación en los proyectos, la empresa de Barrera quiere comerse la rebanada de este mercado nuevo en México.

Foto: Weave

Lo negativo y lo positivo del marco macroeconómico para el coliving  

De acuerdo con el CEO de Retna, las condiciones del marco macroeconómico del país y la coyuntura política tienen sus tintes positivos y negativos para el sector inmobiliario. “El impacto negativo radica en que los inversionistas que estaban antes de toda esta turbulencia están inapetentes de invertir localmente, entonces se ha caído el interés, pero con la incertidumbre que prevalece, nosotros vemos una oportunidad que es el aumento en la demanda de vivienda en renta. El ladrillo siempre llama la atención de los inversionistas y lo que queremos en esta sequía institucional es invitarlos a sumarse al proyecto de coliving”, explicó.