El 2017 ha sido un año de incertidumbre y volatilidad para el sector empresarial que vio llegar a Donald Trump a la Casa Blanca, acompañado de un cambio en la relación bilateral con la renegociación del TLCAN, deportaciones, posibles aumentos a los aranceles y, la intención de construcción de un muro fronterizo. Además, durante el mes de septiembre, ocurrieron dos de los sismos más fuertes, después del vivido en 1985, factores que afectaron al sector inmobiliario en México por ejemplo, la venta de  viviendas nuevas y usadas registraron una importante caída en comparación con el año pasado; así como una baja en la Inversión Extranjera Directa -IED- para la construcción residencial.   

Imagen de archivo

De acuerdo con el análisis “Monitor Inmobiliario” de Realt­y W­orld Méxi­co la IED para la edificación de vivienda residencial registró una caída de 2.8 millones de dólares en los primeros nueve meses del año ante el aumento de las tasas de interés y la percepción económica. La venta en el sector de vivienda residencial y residencial plus presentó un crecimiento del 4% y 6.4% a nivel nacional, en comparación con el año pasado.
Asimismo, la vivienda media -con valor entre 736 mil y mil 577 millones de pesos- cayó un 23.8% a nivel nacional; sector que mostró las cifras más bajas en todo el año. De acuerdo con la Comisión Nacional de Vivienda -Conavi- los estados con un mayor descenso fueron Quintana Roo y Sonora, con caídas de 64.7 y 62.8 por ciento, respectivamente.
Venta de inmuebles a la baja en Jalisco y Nuevo León
Imagen de archivo

Los estados de Jalisco y Nuevo León se han consolidado, con el paso de los años, como los mejores lugares de inversión inmobiliaria, debido al repunte de los desarrollos verticales. Sin embargo, estas entidades reportaron los peores niveles en venta de vivienda nueva desde el 2013. De acuerdo con Realt­y W­orld Méxi­co la caída durante el periodo de enero a septiembre, fue del 19% y 21.8%, respectivamente.
A nivel municipal las ventas en el mismo sector, tuvieron descensos de hasta el 30 por ciento: Tlajomulco de Zúñiga, en Jalisco, cayó 32.9 por ciento; en Nuevo León, el municipio de García registró una caída de 13.2 por ciento.  
Por Mónica Herrera
También lee 
Tijuana, Monterrey y Guadalajara creceran al doble en los próximos 15 años: Softec

Fronteras podrían ser clústers de desarrollo