En la inauguración de las nuevas oficinas del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) en Mérida, Yucatán, Carlos Martínez Velázquez, Director del Infonavit, habló sobre los programas que se están realizando en la institución durante la administración federal del Presidente Andrés Manuel López Obrador

Mencionó, que desde que se inició el nuevo sexenio se tenía claro cuáles eran los objetivos que se implementarían; “desde que llegamos en diciembre, el Presidente nos pidió de manera clara que pudiéramos trabajar para bajar la carga financiera a las familias, esto debido a que [en administraciones pasados] el Infonavit impulsó un modelo de crédito que por ciertas circunstancias las familias pagaban, pagaban y no dejaban de pagar”. 

De acuerdo con el titular, esto se daba porque muchos de los trabajadores se les subía el saldo de su crédito, pero el salario no aumentaba; entonces esto daba como resultado que las personas tardarán 30 años en pagar. Hoy en día, el objetivo que tiene la institución es arreglar este tema, así como atender a los que menos tienen y más lo necesitan.

Carlos Martínez Velázquez, Director del Infonavit

Es por ello, que el Infonavit impulsó el programa de Responsabilidad compartida, con esta iniciativa se cambio el crédito de salarios mínimos y los convirtieron a pesos, lo que tiene como efecto que sea un crédito más barato y manejable. Asimismo con este plan, los afiliados se les realizarán una reducción a su saldo “este descuento es en promedio de 250 mil pesos; además les damos la posibilidad al trabajador de pagar en un esquema fijo, entonces si en este año el trabajador paga dos mil 500 pesos se queda así y no vuelve a subir”. 

Cabe recordar que este plan va dirigido a las familias que han pagado su crédito durante 15 años o más, pero sobre todo a quienes han sido cumplidos en sus pagos. Mencionó que no se descarta la posibilidad de que las reglas se modifiquen. 

Asimismo informó el Director que en esta iniciativa se irá ampliando a lo largo del sexenio con el fin de beneficiar cerca de 800 mil trabajadores en todo el país. Mencionó que con este programa en Yucatán se han beneficiado más de dos mil trabajadores, pero que tienen poco más de cuatro mil afiliados que podrían ser favorecidos. 

Además, recordó que en mayo pasado el consejo de administración aprobó un aumento del 16% a los créditos, lo que significa que los trabajadores tienen mayor cantidad de dinero para comprar una vivienda, pero que este aumento fue a las personas que ganan menos de siete mil pesos. 

También habló sobre el tema de las casas abandonadas en el país, informó que hay 650 mil casas y dijo que en estas podrían vivir 2.2 millones de personas. “El abandono de vivienda se da por varias razones, pero el principal es porque no hay servicios públicos adecuados o no hay sistemas de transportes asociados a la vivienda, hay que señalar que es responsabilidad primordial de los alcaldes o de presidentes municipales”. 

Por otra parte informó sobre el recorte general que ha hecho la institución ha sido de mil 800 millones de pesos en gastos, “estamos haciendo ahorros en todos los contratos, los cuales van del 15% que nos ha permitido consolidar otros mil millones de pesos en ahorros, esto por tomar mejores decisiones de compra, lo que se traduce en un mejor rendimiento en la cuenta de vivienda para aquellos que no sacan una hipoteca y asimismo ir beneficiando a la gente a través de la estructura de créditos, mayores montos y poniendo orden a la institución”.