De acuerdo con expertos consultados por el portal @Propiedades.com, para invertir en bienes raíces el perfil de riesgo de cada persona juega un rol importante. Es por ello que la plataforma presenta tres formas diferentes de inversión en el sector.


  • Rentas

La renta de un bien raíz permite obtener beneficios en un menor plazo. Sin embargo, es preciso tomar en cuenta que se requiere de una inversión inicial para darle mantenimiento al inmueble y con ello, este logre adquirir un mayor valor.

La ubicación es importante para determinar el precio de renta. Un inmueble bien comunicado y cerca de vías de acceso al transporte público, podría generar más beneficios, facilitando su renta.

Una opción es lanzar la oferta de alojamiento a través de sistemas colaborativos como Airbnb. Rocío Uribe, directora general de Quality Inmobiliaria, indicó que esto resulta viable si lo que se quiere es rentar una habitación del inmueble, ya que alquilarlo por completo incluye algunos gastos de mantenimiento.

  • Remodelación

Otra opción es comprar un inmueble usado, remodelarlo y venderlo posteriormente. Este tipo de proyectos permiten incrementar el valor de las viviendas, de tal forma que el precio final de cierre sea superior, así lo explicó Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com.

Agregó que aunque la ganancia puede ser variable, en algunas zonas muy dinámicas el valor de un inmueble podría incrementarse entre 5 y 7 por ciento.

  • Venta

La inversión en compraventa de bienes raíces es de mediano a largo plazo, vender un inmueble podría tomar entre seis meses y un año, sobre todo si consideras que debes esperar a que este genere plusvalía.

Según lo señalado por Leonardo González, otros factores importantes a considerar son el plazo o tiempo de estadía en oferta, método de pago o amortización del valor del inmueble, garantías de derechos de tenencia, plusvalía esperada, tolerancia al riesgo por siniestros o contingencias y el entorno metropolitano del inmueble.