Hablar de hoteles de gran lujo, no sólo implica la construcción de grandes edificios, el diseño de increíbles estructuras o el conjunto de atractivas amenidades, lujo significa comodidad en todos los sentidos, incluyendo el confort que ofrece cada habitación, por lo que dormir entre coordinados, edredones, duvets y sábanas con telares exclusivos es  sin duda más que una experiencia, es un estilo de vida.
Frette surgió en 1860 en Italia, con la idea clara de hacer de los textiles un nivel único de comodidad, exclusividad, lujo y artesanía. Frette celebra 10 años en México, Rosario Arnaud, CEO de la firma, presentó la colección Otoño-Invierno 2017-18, Golden Deco, ropa de cama con un estilo innovador y vanguardista, la cual dijo, representa una etapa de gran importancia a nivel internacional.
“Para nosotros es un momento de celebración, realmente es el resultado de un gran trabajo en equipo (…) Hace 10 años hablar de lujo en el descanso era un poco complicado al no tener referencia, al no tener argumentos, podemos decir que hoy Frette es esa referencia”, destacó Arnaud.
Desde las fábricas de Monza, Italia, se producen tejidos en telares de Jacquard, que se fabrican con hilos especiales que se utilizan para prendas de alta costura, en telares de 3.5 metros de alto y 3 metros de ancho con alrededor de 26 mil 400 agujas. La ropa de cama fina se ha convertido en el sello de los hoteles más exclusivos del mundo, a los que se les aporta elegancia y exclusividad, como el Ritz en París, la Saboya en Londres o St. Regis, Punta Mita Resort y Zoëtry Paraiso en México, que forman parte de su lista de clientes.
Este servicio de “hospitalidad” que ofrece Frette, transforma estancias y residencias privadas en ambientes inolvidables en donde la cultura del descanso es la prioridad, la firma ha representando calidad y vanguardia tanto en tecnología como en diseño.
Por Danae Herrera
También lee 

Tecnología brinda oportunidades de negocio para hoteleros independientes

Abierto Mexicano de Diseño: propuestas para la reconstrucción