Desde  1999 las  economías colaborativas  han crecido a pasos agigantados  alrededor del mundo y el coworking  no es la excepción, concepto que no se  centra únicamente en una nueva forma de  trabajar, siendo una comunidad conformada por   startups, emprendedores y grandes corporaciones   que forman un ecosistema que contribuye a la innovación.   

Ante este panorama, la empresa de origen peruano Comunal Coworking llegó a México con un nuevo proyecto de 2,500 m2 ubicado en Av. Insurgentes Sur 1458, el cual cuenta con dos pisos de espacio con vistas a la ciudad y servicio personalizado.

 

 

Con más de seis años de experiencia tras la apertura de su primer espacio de coworking en Perú y más de 40,000 m2 de oficinas, Comunal ofrece  espacios privados diseñados para una o más de 200 personas, donde se comparten las áreas comunes y servicios administrativos.    

Alrededor  del 90% de  la facturación  proviene del alquiler  de oficinas privadas con ahorros  de más del 30 por ciento. Tiene capacidad  para atender a más 5,000 personas y atiende  a más de 400 empresas de diversos tamaños y  sectores, como KPMG, Endeavor e Insitum, Uber y  Laboratoria (ONG ́s).   

Cabe destacar que Comunal  tiene como socio estratégico  a Wiese, grupo económico peruano  que actualmente se dedica a inversiones  en actividades inmobiliarias, mineras, de banca,  hoteleras, pesqueras, entre otras; asimismo forma  parte de la red internacional de emprendedores Endeavor.

 

A través de información otorgada por la firma, Ernesto  De Olazával, CEO y Cofundador de Comunal Coworking, enfatizó:  “Nos estamos apalancando de tendencias globales como lo son las   economías colaborativas y los modelos de negocio asset-­‐light, que  implica que las empresas inviertan en menos activos de capital, en  comparación con el valor de sus operaciones. Esto nos permite ofrecer   un servicio corporativo de la más alta calidad a precios justos”.