La revisión exhaustiva de desarrollos inmobiliarios emprendida por de la administración de la CDMX y la incertidumbre generada por el cambio de poderes en sus niveles local y federal, puso ‘en pausa’ a la industria de la construcción en la Ciudad de México. Así lo reporta un reciente artículo publicado por Bloomberg en el que se hace un análisis del reto que enfrenta el sector en la capital mexicana. 

Cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística indican que la construcción en la CDMX cayó 17% en mayo, lo que representa su mayor disminución desde 2015. Por su parte, el Semáforo Estatal de la Industria, elaborado por la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción, encontró que en el primer semestre de 2019, este sector de la economía en la Ciudad de México tuvo una variación de -10.9% respecto al mismo periodo del año anterior.

“El escrutinio a los proyectos y la revisión de las obras que emprende la administración capitalina tiene el efecto no intencionado de afectar el desempeño de la industria de la construcción”, sentencia Bloomberg. 

En contraste con la CDMX, las entidades que tuvieron el mejor desempeño en la primera mitad del año fueron Colima, que registró un incremento de 74.3% ; Tlaxcala, 58.4%; Campeche, 49% y Morelos, 33.6%.

Foto: ArchDaily

Así va la revisión de proyectos inmobiliarios en la CDMX

En junio de 2016, la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, SEDUVI, publicó en su portal que la dependencia revisa que 200 proyectos inmobiliarios cumplan con la normatividad vigente. 

“Los interesados han mostrado su disposición de modificar sus desarrollos, especialmente en lo relativo a estudios de impacto urbano y de suelo, indispensables para iniciar la ejecución de sus obras”, indica la SEDUVI. 

Los inversionistas ‘están nerviosos’

Fuentes consultadas por Bloomberg aseguran que las demoras administrativas generadas por los cambios en normatividades ponen ‘en jaque’ a los inversionistas del sector, quienes aseguran que la lentitud de los trámites ‘detuvo a nuevos desarrollos’. 

Por otra parte, el nerviosismo de compradores por el detenimiento en proyectos también ‘golpea’ al sector. “Los potenciales clientes de desarrollos prefieren rentar ante el retraso en entregas de desarrollos”, concluye el medio de comunicación especializado en economía y finanzas