De acuerdo con el ingeniero chileno Pedro Hidalgo Oyandel, considerado uno de los expertos en construcciones y su comportamiento durante los sismos, en entrevista exclusiva para Inmobiliare sugirió que México debe examinar cuidadosamente el efecto producido, por los sismos recientes del 7 y 19 de septiembre, en las construcciones, se identifiquen las causas de los daños y modifiquen sus reglamentos de modo de evitarlos en el futuro. En cuanto a la pertinencia de hacer modificaciones a las normatividades de las construcciones detalló que “en general, cada sismo severo debe implicar una revisión de los reglamentos o normas a modo de incorporar las lecciones obtenidas del comportamiento estructural. La clave es usar materiales que han demostrado buen comportamiento sísmico y los reglamentos adecuarse a cada tipo de material”.

Pedro Hidalgo Oyandel

Resaltó que en Chile tuvieron lecciones aprendidas después de los sismos que los han afectado y es que, “la observación de los efectos producidos por los sismos severos en las construcciones son la mejor fuente de aprendizaje en la ingeniería sismo-resistente. En Chile se ha aprendido la importancia de limitar las deformaciones sísmicas y el desarrollo de excesiva ductilidad en el comportamiento de los elementos estructurales. Con ello se limita el daño estructural y la continuidad operacional de las instalaciones.”
“Esto no significa que el diseño no use las disposiciones para obtener un comportamiento dúctil y la consiguiente disipación de energía sísmica durante sismos mayores a los considerados en el reglamento o norma correspondiente. También se ha aprendido la importancia de la buena construcción apegada al diseño original y a la mantención de las estructuras a lo largo del tiempo. Por último, se ha aprendido que la revisión constante de los reglamentos de diseño de acuerdo al comportamiento observado en sismos severos es una medida de gran relevancia para impedir daños en sismos futuros”.
Santiago, Chile. Imagen de archivo

Pedro Hidalgo afirmó que en su opinión el éxito de las construcciones chilenas durante los sismos con gran magnitud pasados, no radica en el reglamento sino en la tipología estructural usada; ésta se basa en el extendido uso de muros rígidos o paneles arriostrados que reducen las deformaciones laterales inducidas por el sismo y que, en caso de presentar daños no se ponen en peligro la estabilidad global de la estructura y el consecuente colapso catastrófico.
Por otra parte, refirió que en Chile, la comunidad de ingenieros estructurales es de tamaño reducido y la formación de ellos se realiza en un número acotado de universidades, lo que facilita la uniformidad de su enseñanza. Más aún, los conceptos de diseño sísmico están indisolublemente asociados a los de la ingeniería estructural ya que en Chile, la solicitación producida por un sismo es generalmente la solicitación que determina el diseño de las estructuras.
Por Catalina Martínez Quintero
También lee 
Costos de la reconstrucción en Cuauhtémoc ascienden a mil 52 mdp

Camino a la reconstrucción en México