Con el 89.9% de votos a favor, el equipo del próximo presidente electo Andrés Manuel López Obrador dio a conocer la aceptación de la construcción del Tren Maya.

El proyecto tendrá un costo de entre 120 y 150 mil millones de pesos, el cual tendrá una ruta con una extensión de 1,500 km y recorrerá  por Cancún, Tulum, Bacalar, Calakmul, Valladolid y Palenque, es decir, de Quintana Roo hasta Tabasco pasando por Campeche, Chiapas y Yucatán.

El objetivo del proyecto es consolidar la región maya con un corredor de desarrollo en el que se fortalezca  la industria agraria y energética e impulse el desarrollo tecnológico; asimismo, se multipliquen los centros de trabajo.