Un desarrollo de uso mixto es un proyecto inmobiliario con una integración planeada de algún combinación de retail, corporativo, residencial, hotelería, recreación u otras funciones. Está orientado a los peatones y contiene elementos de un trabajar-vivirjugar. Maximiza el uso de los espacios, tiene amenidades y expresión arquitectónica que tiende a reducir el tráfico y expansión urbana.

Aunque la tendencia de desarrollo de proyectos con más de un uso comercial va a la alza, los proyectos de un único uso continúan siendo mayoría.

1.- Del 6.1 millones de metros cuadrados del inventario de oficinas clase A de la Ciudad de México el 20.4% es de usos mixtos.

2.- Polanco es el corredor con más concentración de oficinas de este tipo en la ciudad, con casi 400,000 m2 existentes.

3.- Bosques cuenta con el ratio más alto -39.9%. en proyectos mixtos dentro de los corredores.

4.- Son cinco los corredores que sobrepasan 500 mil metros de área rentable que no es de usos mixtos: Insurgentes, Lomas, Polanco, Reforma y Santa Fe.

5.- De los 1.6 millones de metros cuadrados de oficinas clase A en construcción, 35% son proyectos de uso mixto, casi el doble del promedio del inventario clase A actual.

6.- El 46.8% del total de espacios mixtos que se encuentran actualmente en construcción se localizan en los submercados Insurgentes y Polanco, y el 16.8% en el corredor Reforma en únicamente dos edificios.

Imagen tomada de iQuarto

7.- Los corredores con menos participación en este segmento son Interlomas y Lomas Altas con menos de 250 mil metros cuadrados de área rentable.

8.- En todos los corredores sigue predominando la proporción de espacios que no corresponden a uso mixto.

9.- Hasta el 1T2018 el 65.2% de las construcciones de edificios clase A no corresponden a usos mixtos.

10.- De los proyectos de clase A que se encuentran en desarrollo 34.8% corresponde a edificaciones de usos mixtos.

Por Tania Sánchez

Esta nota fue de la edición 108 http://inmobiliare.com/inmobiliare-108/