Un desarrollo de uso mixto es un proyecto inmobiliario con una integración planeada de algún combinación de retail, corporativo, residencial, hotelería, recreación u otras funciones.
Está orientado a los peatones y contiene elementos de un trabajar-vivirjugar. Maximiza el uso de los espacios, tiene amenidades y expresión arquitectónica que tiende a reducir el tráfico y expansión urbana.

Aunque la tendencia de desarrollo de proyectos con más de un uso comercial va a la alza, los proyectos de un único uso continúan siendo mayoría.

Imagen tomada de GVA

A continuación una radiografía de la proporción de espacios corporativos en edificios de usos mixto:

  1. Del 6.1 millones de metros cuadrados del inventario de oficinas clase A de la Ciudad de México el 20.4% es de usos mixtos.
  2. Polanco es el corredor con más concentración de oficinas de este tipo en la ciudad, con casi 400,000 m2 existentes.
  3. Bosques cuenta con el ratio más alto -39.9%. en proyectos mixtos dentro de los corredores.
  4. Son cinco los corredores que sobrepasan 500 mil metros de área rentable que no es de usos mixtos: Insurgentes, Lomas, Polanco, Reforma y Santa Fe.
  5. De los 1.6 millones de metros cuadrados de oficinas clase A en construcción, 35% son proyectos de uso mixto, casi el doble del promedio del inventario clase A actual.
  6. El 46.8% del total de espacios mixtos que se encuentran actualmente en construcción se localizan en los submercados Insurgentes y Polanco, y el 16.8% en el corredor Reforma en únicamente dos edificios.
  7. Los corredores con menos participación en este segmento son Interlomas y Lomas Altas con menos de 250 mil metros cuadrados de área rentable.
  8. En todos los corredores sigue predominando la proporción de espacios que no corresponden a uso mixto.
  9. Hasta el 1T2018 el 65.2% de las construcciones de edificios clase A no corresponden a usos mixtos.
  10. De los proyectos de clase A que se encuentran en desarrollo 34.8% corresponde a edificaciones de usos mixtos.
Imagen de archivo

Por Tania Sánchez