Insurgentes es uno de los submercados de oficinas más importante en la Ciudad de México que sigue en un significativo proceso de renovación y también, se ha observado un mayor crecimiento en los edificios clase A. De acuerdo con Rafael Monroy, vicepresidente de Cushman & Wakefield, reportó al 4T de 2017 que Insurgentes tiene un stock total de dos millones 49 mil 153 metros cuadrados, en oficinas clase A hay 862 mil 423 metros cuadrados en construcciones y una renta promedio de 25.21 dólares por metro cuadrado al mes.

Entre las ventajas que ofrece el corredor de Insurgentes es la conectividad y el fácil acceso desde todos los puntos de la Ciudad de México gracias a que cuenta a lo largo de la Avenida Insurgentes con tres estaciones del metro y dos líneas de metrobús.

Imagen de archivo

A lo largo del corredor de Insurgentes hay ofertas interesantes tanto de vivienda como entretenimiento –centros comerciales, restaurantes, bares y galerías de arte- que complementan la experiencia cultural en México, incluso en las cercanías con las zonas residenciales donde todas las personas desean vivir como colonia Roma, Del Valle, Nápoles, Condesa y Narvarte.

Otra de las ventajas es la mezcla interesante de inquilinos que tienen presencia en el corredor de Insurgentes donde el gobierno tiene presencia de 44%, servicios financieros 27%, industrial 10% y en menor medida, servicios profesionales, tecnologías de la información, servicios médicos, telecomunicaciones, transporte, corporativos e infraestructura, entre otros.

Insurgentes Capital es un nuevo edificio clase A que llega a este corredor para redefinir el concepto de oficinas corporativas, hoy en día las empresas valoran tener sus operaciones en edificios con buena ubicación y que respondan a las exigencias de sustentabilidad. El bienestar de los colaboradores sin duda es uno de los objetivos de los directivos, por ello la movilidad y contar con múltiples servicios alrededor de la oficina es lo más importante.

Imagen de archivo

El corredor de Insurgentes se convertirá en uno de los principales gracias a su crecimiento en desarrollo de inmuebles de calidad como Insurgentes Capital -las empresas interesadas en tomar espacios pueden contratar desde 500 metros cuadrados-, por el momento los clientes del sector asegurador, financieras, tecnología y co-working se han acercado porque reconocen las ventajas de imagen, ubicación, tecnología instalada y eficiencia de espacios.

Insurgentes Capital es un inmueble de oficinas corporativas de 24 niveles que ofrecen 24 mil 284 metros cuadrados de área rentable y cuenta con 600 metros cuadrados de plaza exterior, hasta el momento el inmueble tiene Pre Certificación LEED y cuenta con equipamiento de última generación.

El proyecto tiene niveles Low-rise y High-rise, así como ocho elevadores de alta velocidad y acabados en granito, mármol, aluminio y madera que cuenta con diseño estructural por Aguilar Ingenieros. El edificio corporativo está ubicado en Insurgentes Sur 1079. El inmueble es de concreto reforzado y cimentación de pilas, la fachada es de cristal Duovent con aluminio y cuenta con estacionamiento para motos y bicicletas.

Por  Rafael Monroy, VicePresidente de Cushman & Wakefield