Espacios sin barreras
Antonio Elizalde considera que en México cada vez se entiende más que los esfuerzos colaborativos son fundamentales para el desarrollo de los objetivos al interior de una organización porque antes se marcaba mucho la función de cada área –finanzas, recursos humanos, sistemas-, ahora hay una noción del valor que tiene la colaboración entre distintas áreas de una empresa.
Los entrevistados coinciden que los espacios abiertos son lo más importante porque hay menos divisiones físicas al interior ya casi no hay muros, mamparas o tablaroca, en caso de ser necesario se opta por utilizar cristales para dividir los lugares privados para transmitir la sensación de transparencia y comunicación abierta. El mobiliario es bajo para no interrumpir la visión y permitir la comunicación entre los usuarios, así como aprovechamiento de luz natural.

imagen de homework

“Los privados son más pequeños, lo que se fomenta es que haya más áreas de encuentros. Tienes un espacio pequeño para tu trabajo y tienes salas de juntas pequeñas para hacer reuniones de 3 a 4 personas. Cada vez hay menos espacios privados y se fomentar lugares para encuentros casuales y salas de juntas distribuidas en distintos puntos de las oficinas. Se trata de evitar espacios vacíos, por ejemplo, el personal de ventas pasa gran parte del día fuera de la oficina con los clientes y esos espacios no deben estar vacíos, por lo que solo llegan poco tiempo a la oficina y se les dan lugares para conectarse y trabajar de manera cómoda pero ya no les pertenece”, explicó Héctor Klerian.
Adicionalmente, en opinión de Alberto Laris, la flexibilidad de espacios es la clave porque ahora una sala de juntas con el tiempo se puede adaptar como oficina privada. El aspecto creativo de estar todos juntos, soltando ideas, enriquece, no nada más la conversación sino el producto terminado de lo que quieren generar y esa manera operativa disruptiva, abierta, colaborativa, sí está permeando en muchos sectores”.
Coworking: la nueva forma de trabajar
Carlos Ceballos, Director Project Mangement Colliers

Probablemente el inicio de todo fue ver a personas en las cafeterías trabajando y con el pago de un café, tenían la opción de contar con una conexión a internet, un espacio para trabajar en la laptop, acceso a la corriente eléctrica y citar a sus colaboradores o hacer juntas de trabajo en el sitio.
De acuerdo con Carlos Ceballos, los espacios de cowork tienen como elementos principales ofrecer zonas de trabajo flexibles, agradables y que faciliten no solamente la integración de diferentes áreas sino la integración de generaciones que conviven en forma armónica en los espacios de trabajo. “Entre las ventajas de los espacios de coworking tenemos la atracción – retención de talento, integración entre los equipos de trabajo y eficiencia en el flujo de información”.
imagen de homework

Para Yadira Torres, las firmas externas de coworking se enfocan en empresas con pocos trabajadores y las personas que dejan las cafeterías para irse a estos espacios donde buscan networking, generación de nuevos negocios e innovación en el proceso de trabajo.
Las firmas de coworking dan facilidad a los freelancers o personas que inician un negocio porque antes se requería de inversiones en amarrarse a un contrato, acondicionar el espacio y contratar personal extra. Las nuevas firmas de trabajar generan comunidad y los coworking no crecen por sí solos son un reflejo de la forma en que trabaja la gente, resalta Klerian.
Antonio Elizalde, Principle Global México

“El concepto del coworking, sobre todo en Estados Unidos y Europa, ha venido tomando auge ya desde hace tiempo, en México estamos viendo un crecimiento acelerado de ese segmento, en estos edificios Premium o Triple A donde se rentan metrajes muy grandes y se acondicionan espacios de trabajo de muy alta calidad, con mobiliario, tecnología y servicios alternos que facilitan tener tu operación”, menciona Antonio Elizalde de Principle Mexico.
Alberto Laris de GAYA comparte que han trabajado con WeWork para adaptar espacios de casi 18 mil metros cuadrados de oficinas y el dato curioso es que incluso clientes institucionales han ocupado pisos internos por lo que una tendencia del mercado es hacia no sólo conseguir alguien que rente el espacio sino que también lo opere.
Por Catalina Martínez Quintero
También lee 
Los espacios de oficinas se adaptan a la nueva forma de trabajo

¿Qué ha cambiado en el diseño de oficinas?