América Latina ha mostrado en los últimos años un aumento en la demanda de bienes raíces comerciales y espacios industriales de nivel premium, así lo señala el más reciente análisis realizado por la división de Servicios Corporativos Globales (GCS) de Newmark Knight Frank (NKF) Latinoamérica.

Prueba de ello se aprecia en el mercado industrial, su inventario clase A muestra un crecimiento de más de 1.2 millones de metros cuadrados al segundo trimestre del 2019. Periodo en que los proyectos en construcción aumentaron 7.0%, la tasa de disponibilidad se redujo y los precios de renta promedio se mantuvieron estables. 

A lo que Erick Brunet, director de transacciones de GCS de NKF Latinoamérica, indicó que la región presenta oportunidades en un entorno inmenso, dinámico y diverso, donde la inversión extranjera directa es determinante. 

Sergio Pérez, director ejecutivo de GCS Latam de NKF.

Sin embargo, Sergio Pérez, director ejecutivo, señala que “Los factores de decisión entorno a la selección de sitios no solo varían de país a país, sino también dentro de una misma geografía como es el caso de naciones más grandes como México o Brasil; de disparidades en cuanto al estado de la infraestructura física y tecnológica, la disponibilidad de recursos naturales y de servicios que entrarán en juego a la hora de decidir dónde radicarse”. 

Finalmente, los directivos coinciden en que Latinoamérica es tierra fértil para la inversión, ya sea para un nuevo centro de distribución, una planta manufacturera, un centro de atención al cliente, un centro técnico, o una oficina corporativa, siempre y cuando la decisión sea respaldada con información.