Durante años el sector de bienes raíces y negocios fue exclusivo para un pequeño porcentaje de la población debido a las altas cantidades de capital financiero que la industria demanda. Sin embargo, en la actualidad existen compañías de crowdfunding inmobiliario que representan una alternativa de inversión.

Esta nueva forma de fondeo colectivo llegó al país en 2010, con un esquema para pequeños inversionistas que buscan obtener mayores retornos en comparación con los que ofrecen instrumentos tradicionales de inversión, pero con un riesgo mínimo y montos menores que van desde los 25 mil pesos, cifra que depende de cada plataforma.

Tal es el caso de Inverspot, firma de crowdfunding inmobiliario que inició operaciones en 2016 enfocándose en el mercado de la Ciudad de México; no obstante, hoy en día cuenta con proyectos en Guadalajara y el Estado de México.

David Agmon/ Director ejecutivo y Socio fundador

Sin embargo, su mayor caso de éxito está ubicado en la calle de Illinois en la CDMX “fue uno de los mejores que tuvimos ya que entregamos una utilidad del 30.34% en 12 meses con una inversión de 250 mil pesos” asegura David Agmon, director ejecutivo y socio fundador de la firma, en entrevista para Inmobiliare.

Desde febrero del 2016, la compañía ha finalizado 18 desarrollos en territorio mexicano, que de acuerdo con el director ejecutivo, “cumplieron con todas las expectativas, nos sentimos orgullosos de todos ya que en ninguno hubo pérdida”.

A pesar de haber iniciado en la capital del país, Inverspot ha expandido su visión hasta Estados Unidos, donde fondearon su primer desarrollo en un coworking en 2017, ubicado en Nueva York.

Para Inverspot es muy importante la confianza, seguridad y rapidez que ofrecen al público, por lo que la regulación que implementó el Gobierno Federal, con la llamada Ley Fintech, significa una ventaja en el sector de bienes raíces, ya que dará como resultado una mayor transparencia para los clientes y sobretodo un aumento en la confianza de los mismos.

De acuerdo con Agmon Mizrahi, la principal garantía para el inversionista es el mismo inmueble en el que se está invirtiendo y segundo, el contrato que ampara la participación dentro del desarrollo. Así como una investigación realizada al desarrollador sobre su experiencia, proyectos terminados, documentación en regla, etc.

Asimismo, señala que el fondeo colectivo tiene más ventajas que desventajas, “en realidad la única (desventaja) es el riesgo de mercado, es decir, la variación de porcentajes en los retornos que se puedan obtener, lo que va de la mano dependiendo de la zona y la plusvalía que tenga el desarrollo”, ya que esta última ayuda al aumento de rendimientos, principalmente por el avance de la obra.

A partir de este punto todo lo que ofrece la plataforma está dirigido a la ganancia y necesidades de sus inversionistas “nosotros ofrecemos asesoría personalizada, los únicos requisitos para iniciar son: contar con una cuenta bancaria con el monto que deseas invertir y tus datos personales”.

Una vez que se tienen esos dos requisitos, el inversionista puede elegir ingresar todo su capital en un único desarrollo o diversificarlo en todos los proyectos que estén abiertos en ese momento con la misma cantidad de participaciones, lo que en palabras del director ejecutivo, es la mejor recomendación, además de apoyarlos para lograr un mayor portafolio de inversión. 

Inverspot otorga la oportunidad de invertir desde 50 mil pesos en desarrollos que se fondean, en promedio, entre una y tres semanas con atractivos rendimientos, los cuales están estimados entre 18% y 20%; sin embargo, una vez terminados, la utilidad puede llegar a ser mayor a lo planeado en un inicio.

Una de las ventajas es que no limita a sus clientes con respecto a los montos de inversión, ya que si es mayor a la suma de participaciones activas, “los apoyamos con propuestas de inversión o les recomendamos esperar el siguiente lanzamiento” con el objetivo de no perder la inversión y los clientes consigan mayores y mejores fuentes de rendimientos.

En palabras de Agmon Mizrahi, una de las mejores ventajas que la firma ofrece de manera adicional es no realizar cobros extra por retiro de capital, que a pesar de no llevar un conteo sobre estos retiros; menciona que ha sido pocos, “pues se trata de un proceso simple y rápido no contamos con cobros o penalizaciones, pero tampoco retiran rendimientos, digamos que salen con su capital íntegro que comparados con otros escenarios es un excelente plus”.

Por Mónica Herrera

Este es un fragmento del artículo Crowdfunding inmobiliario: esquema de inversión para pequeños inversionistas  de la edición 110 http://inmobiliare.com/inmobiliare-110/