Entre la gran cantidad de opciones que se pueden encontrar para obtener recursos y financiar un proyecto se encuentra el Crowdfunding, un mecanismo en el cual los interesados reúnen cierta cantidad de capital en conjunto para llevar a cabo un objetivo en común. Esta opción, poco conocida en México, ha despertado el interés de los inversionistas en sitios como Estados Unidos, donde actualmente muchos desarrollos se construyen bajo este esquema.

Captura de pantalla (401)Durante la conferencia maestra “Crowdfunding, financiamiento del futuro” en el Congreso de Desarrollos e Inversiones de Expo Inversión Inmobiliaria, Rodrigo Niño de Prodigy Network explicó que uno de los grandes problemas de financiamiento en Estados Unidos es la desigualdad en la economía, la cual afecta en términos de retorno y en el acceso a los mismos, pues alrededor de 400 personas son quienes tienen una riqueza que equivale a casi la mitad de todo el país norteamericano.

De igual forma, otro problema es que los inversionistas de distintos niveles no tenían acceso a cierto tipo de oportunidades debido a dos factores principales: a la legislación estadounidense que ponía “trabas” a los interesados en estos proyectos y a que no se hacía publicidad masiva para participar en los mismos, por lo cual los pequeños y medianos inversores sólo podían colocar sus capitales en acciones y bonos, mermando así el crecimiento.

Sin embargo, no fue sino hasta 2007 cuando se dieron algunas acciones de difusión, lo cual permitió que los pequeños y medianos inversores pudieran entrar en la jugada. Así, el crowdfunding comenzó a tener repunte, debido a que “se puede impactar positivamente al crowd con un formato de retribución para el individuo: mientras mejor esté el individuo mejor el crowd, y viceversa. Gracias a la ley y la tecnología se pueden agregar a los inversionistas de pequeño y mediano tamaño para que tengan participación en las actividades que sólo la chequera grande tenía”.

Rodrigo Niño también explicó que entre las ventajas del crowdfunding se encuentran la valorización de cada dólar o moneda aportada, pues “por primera vez, éste deja de depender de la cantidad de capital que cada uno realmente tuviera”.

Finalmente, el ponente destacó que el crowdfunding no solamente es una alternativa para el Real Estate, sino que también puede ser adaptado a muchas otras áreas; sin embargo, sólo es indispensable que más personas conozcan este mecanismo y se informen acerca de las ventajas que trae consigo.

Captura de pantalla (402)

  Captura de pantalla (400)