La Alianza para la Regeneración Urbana (ARU) organizó un evento para hablar sobre la vivienda social en México; entre los asistentes estuvieron: Román Meyer Falcón, Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano; Bernardo Altamirano, director de administración de cartera del Infonavit; Louise David, directora de la ARU, Guillermo Jaime, director de Grupo MIA, Ana Cristina Herrero, directora de Ibero Bienes, entre otros.

El Secretario de la SEDATU mencionó, que en los últimos 25 años de desarrollo, se produjeron nueve millones de viviendas en 8 estados a 20 kilómetros de distancia del centro de la población. Y que solo el 8%  se construyeron en suelo interurbano.

“Expandimos las ciudades de forma masiva, somos conscientes al respecto, 65% se emplazaron a varios kilómetros de distancia […] Esto es un poco de los grandes problemas y del total de las más 31 millones de viviendas que tenemos en hoy en día, estamos hablando de que más de 30% no se encuentran dentro de una lógica adecuada de desarrollo urbano”.

Asimismo explicó, que la posibilidad de hacerse de una vivienda o poderse hacer de un suelo interurbano adecuado es uno de los grandes retos que el estado mexicano tiene que enfrenta; también señaló cuáles serían los retos a enfrentar en esta administración:

1.- Desconexión entre desarrollo urbano y vivienda.

2.- Asequibilidad desigual.

3.- Escasez de reserva territorial para vivienda bien urbana.

4.- Déficit generalizado de infraestructura, equipamiento social y espacios.

5.- Inseguridad en la tenencia de la vivienda, principalmente en mujeres indígenas.

6.- Rezago habitacional.

7.- Falta de capacidad institucional en los tres órdenes de gobierno.

8.- Falta de gestión, actualización de la instrumentación de planeación.

Román Meyer Falcón
Secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano y
Louise David, directora de la ARU

Programa de recuperación de viviendas abandonadas en México

Por su parte, Bernardo Altamirano comentó que el titular de la SEDATU dio la instrucción al Infonavit para que empezaran hablar con los diferentes sectores que integran el instituto de lo que será el programa de atención de vivienda que se encuentra abandonada o en vulnerabilidad.

“Lo que se ha recuperado en materia inmobiliaria estamos tratando de generar mejores condiciones de rendimiento para que la gente pueda seguir viviendo así, sobre todos los vecinos que se han quedado a lado de viviendas deterioradas. Y el objetivo es que se regeneren esas viviendas y se puedan volver a habitar”.

Román Meyer expresó, “debemos actuar conforme a la brevedad con la información que tenemos, así como pasar a un proceso de discurso político, a ya empezar a encaminar con un programa serio a nivel nacional de recuperación de vivienda abandonada, espero que en las próximas semanas poner a funcionar el programa, así como exponer de cómo se va a tratar y cómo se va hacer la metodología”.

Por Rubi Tapia