En la actualidad la región del Bajío y la Frontera Norte de país se han destacado por la llegada de empresas nacionales e internacionales en búsqueda de espacios industriales para sus operaciones. Entre los mercados con mayor demanda de naves industriales se encuentran el automotriz, logístico, consumo y aeroespacial.

Desde los primeros meses del año, CBRE México señalaba que el sector inmobiliario industrial sería uno de los principales motores durante el 2019; actualmente la consultora y comercializadora de servicios inmobiliarios indicó que al cierre del segundo cuatrimestre del año, en la región Bajío había 36 proyectos en construcción y una demanda de 102 mil metros cuadrados.

Por lo que desarrolladoras de espacios industriales han dado paso a grandes inversiones en dichas zonas, tal es el caso de BTS Development (BTSD), que anunció en mayo pasado una inversión cercana a los 200 millones de dólares para nuevos proyectos en los próximos cinco años. 

Recientemente, la compañía dio a conocer el cierre de dos inversiones en el Bajío y Norte del país. BTSD cuenta con 660 mil metros cuadrados de espacios de naves industriales distribuidas en las ciudades de Monterrey, Querétaro, Guanajuato, Lerma, el corredor Cuautitlán-Tultitlán-Tepoztlán y ahora en Ciudad Juárez.

Cifra a la que se le sumaron 29 mil metros cuadrados de su parque industrial Amexhe, destinado a oficinas, estacionamientos y naves, el cual se encuentra ubicado en Guanajuato y tuvo una inversión de 13.5 millones de dólares. 

Además de un terreno de cinco hectáreas en el parque industrial Independencia I en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde planean desarrollar 24 mil metros cuadrados de naves industriales en uno o dos edificios. Esta operación representó una inversión de 11.5 millones.

De acuerdo con Pablo Barcos, Director de Inversiones de BTS Development, las dos operaciones anteriores representan alrededor de 52 mil metros cuadrados y 25 millones de dólares de inversión, lo que da como resultado un crecimiento de 10% en la superficie administrada por la desarrolladora.