Desde hace aproximadamente 10 años la desarrolladora de vivienda Derex que dirige Aurora García de León, se ha sumado a la lista de los productores de vivienda sustentable en México. Con su primer proyecto, 27 viviendas con estándar NAMA en Hermosillo, Sonora, que se llevaron hasta fase de comercialización a nivel mundial en el 2009, la firma ha buscado la oportunidad de participar en esta iniciativa, redefiniendo su misión y reajustando su modelo de negocio.
“El primer paso fue redefinir nuestra misión y los cambios se generaron en toda la organización modificando también algunos de nuestros procesos más relevantes como por ejemplo el de la adquisición de reservas territoriales. En concreto, la oportunidad de participar en la producción de vivienda sustentable no se nos dio, sino que la buscamos”, señala García de León.

Imagen de archivo

De acuerdo con Derex, la orientación de la vivienda, parasoles o sombreados, ventanas con cristal doble, celosías, ventilación cruzada, mayor altura y equipos eficientes, son algunas de las principales características de la vivienda sustentable. En cuanto a los precios de vivienda en renta o venta, su Directora General explica que los elementos
Derex pionera en desarrollo sustentable, mantienen los mismos costos. “El precio total de una unidad de renta contra una de venta es mayor, pero la diferencia se deriva de la necesidad de un equipamiento diferenciado para que la casa se pueda habitar de inmediato (…) la diferencia en valor económico entre ambas existe independientemente de que sean EcoCasas o no”.

Imagen de archivo

Hasta el día de hoy Derex ha construido cerca de 10 mil viviendas con alguna consideración de sustentabilidad, esto adicional a un programa de 59 viviendas EcoCasa en renta que se encuentran en desarrollo en Hermosillo, Sonora. Actualmente, la firma participa en el programa EcoCasa tanto en renta como en venta, EcoCasa LAIF y está por arrancar dentro de un desarrollo certificado en Nogales, Sonora, además de que colabora en un proyecto de investigación en Hermosillo con el Infonavit.
“El reto en materia de sustentabilidad es identificar lo que tiene bajo costo y alto valor, no debemos de perder de vista que la población en México sigue estando muy concentrada en ingresos de 4.0 vsm hacia abajo por lo que debemos de ser muy selectivos e identificar las opciones que le permitan seguir teniendo acceso a una casa. La peor alternativa es privar a alguien su derecho a la vivienda y sentenciarlo a resolver su necesidad a través de asentamientos irregulares. Es muy importante invertir en investigación para atender con creatividad ambos ángulos: pobreza y medio ambiente”, concluye Aurora García de León.
Por: Danae Herrera Rodríguez