De acuerdo con el último informe presentado por DHL, titulado “The e-Commerce supply chain: Overcoming growing pains” algunas de las dificultades que enfrentan las compañías de logística es el ritmo de entrega y las limitaciones en la infraestructura existente, lo que hace complicado la implementación de una estrategia logística.

El reporte fue realizado con la participación de cerca de 900 directores de los principales sectores de la industria incluido retail, consumo, salud, tecnología, automotriz, ingeniería y manufactura. En el que se dio a conocer que 70% de las empresas B2C y el 60% de las empresas B2B se encuentran trabajando en la implementación de una estrategia logística integral.

Mientras que 70% de los encuestados califican el e-Commerce como una práctica de gran importancia para sus negocios en términos de volumen e ingresos. Nabil Malouli, Global e-Commerce Product lead en DHL Supply Chain menciona, “Estamos en un punto en el que las demandas de los clientes evolucionan constantemente y las empresas están bajo una enorme presión para poder mantenerse al día. Viven un continuo proceso de adaptación de sus modelos de e-Commerce para cumplir con los cambios constantes, lo que se convierte en un verdadero desafío para lograr la implementación integral de sus planes”. 

Para hacer frente a esta presión, muchas de ellas están optando por asociarse con operadores logísticos (3PL), con lo que logran aumentar sus recursos y capacidades internas, para escalar de forma rápida y eficaz. 

Este proceso de evolución y presión es lo que hará que en los próximos 3 a 5 años, más del 50% de las compañías realicen algún tipo de cambio en su estrategia de distribución