En la industria del comercio, las ganancias han sido la política principal. Los valores amigables al ambiente y las prácticas sustentables han parecido por mucho tiempo incompatibles con el éxito comercial; sin embargo, en los años recientes las cosas han cambiado.

Los consumidores de ahora buscan activamente una vida y experiencia de compra cada vez más verde. Las personas toman la sustentabilidad seriamente. Los comerciantes son ahora responsables por sus acciones en este sentido de la sustentabilidad. La reputación viaja rápidamente a través de las redes sociales, así que la torpeza medioambiental es difícil de ocultar.

El hecho de que los consumidores ahora están más alerta y han tomado una postura al respecto ha llevado a muchas compañías a adoptar prácticas amigables con el ambiente y a diseñar y construir edificios más eficientes. Ahora se ha visto que el comercio amigable con el ambiente no solo es rentable, sino que ahora es esencial para la supervivencia.

¿Por qué elegir el diseño sustentable?

Ahorra dinero. La construcción energéticamente eficiente ya no es considerada costosa, las grandes firmas comerciales están gozando de los beneficios y ahorros en el corto y largo plazo del diseño eficiente. El diseño sustentable ayuda a reducir los costos de operación durante el tiempo de vida útil del edificio, ya sea propiedad de la empresa o se trate de un período de renta.

Por ejemplo, en 2003 un comerciante anónimo cuyo negocio es de “caja grande” o de “gran huella” sostuvo un estudio y eventual ensayo de colocar dispositivos de captación de luz natural para incrementar la luminosidad dentro de la tienda, así como con el objetivo de reducir la factura de consumo eléctrico por la iluminación artificial. El estudio reveló un impacto positivo en diferentes aspectos, algunos inesperados: los empleados refirieron sentirse mejor, los compradores más satisfechos, la factura de consumo eléctrico se redujo y se notó un ligero incremento en las ventas. El éxito fue tal, que la cadena decidió instalar estos dispositivos en todas sus tiendas y en adelante forman parte estándar del diseño de sus edificios.

De entre las tipologías de edificios, los comerciales son los que tienen el ciclo de vida relativamente más corto, debido al constante cambio en el ambiente comercial. Las tiendas se renuevan con frecuencia, están sujetas a la evolución urbana y los cambios en los polos de atracción dentro de la ciudades, el crecimiento poblacional, tendencias en la moda y cambios en los valores de la tierra, es decir, la Los centros comerciales diseñados con una perspectiva sustentable, debería diseñarse para las tendencias futuras, susceptibles de adaptarse y cambiar para sustentar los cambios
y minimizar la huella de carbono a través de un cliclo de vida extendido. modernización global, la densificación urbana y el acceso a internet son también los grandes catalizadores que elevan la dinámica del cambio en los edificios comerciales para cumplir con las necesidades y expectativas de los consumidores.

LuisFernández de Ortega

La energía envuelta, es decir, los recursos combinados, materiales, procesos y transportación necesarios para la construcción de cualquier edificio, son en conjunto, una parte muy significativa de la energía en el ciclo de vida. Maximizar la vida útil de un edificio es la mejor manera de usar la energía envuelta, que no es otra cosa que toda la energía requerida para transformar la materia prima en insumos para la construcción, incluye toda la energía eléctrica, combustibles y transportación requeridos para que llegue a nuestras manos y pueda ser usada en la construcción de un edificio. Los centros comerciales diseñados con una perspectiva sustentable, deberían entonces, diseñarse para las tendencias futuras, susceptibles de adaptarse o cambiar para sustentar los cambios y minimizar la huella de carbono a través de un ciclo de vida extendido.

 

 

Por Luis Fernández de Ortega

Este artículo fue de la edición 108 http://inmobiliare.com/inmobiliare-108/