Español

Desde las aulas

La escuela Secundaria Colonel Smith será la “escuela más sustentable” de los Estados Unidos. Las instalaciones están diseñadas para generar tanta o más electricidad que la que utilizan a través de medios renovables. La escuela está en construcción en Fort Huachuca, las instalaciones líderes para capacitación de inteligencia del Ejército de los Estados Unidos. La […]

La escuela Secundaria Colonel Smith será la “escuela más sustentable” de los Estados Unidos. Las instalaciones están diseñadas para generar tanta o más electricidad que la que utilizan a través de medios renovables. La escuela está en construcción en Fort Huachuca, las instalaciones líderes para capacitación de inteligencia del Ejército de los Estados Unidos. La nueva escuela será la primera escuela de consumo energético nulo en Arizona, y una de las primeras de toda la nación. Mediante este diseño energéticamente eficiente, calentamiento de agua por energía solar, paneles fotovoltaicos y máquinas eólicas, la escuela podrá lograr un desempeño impresionante de sustentabilidad y proporcionar un excelente ambiente para el aprendizaje.

LA ESCUELA SECUNDARIA COLONEL SMITH SERÁ LA ESCUELA MÁS SUSTENTABLE DE LOS ESTADOS UNIDOS, Y TURNER INTERNATIONAL ESTÁ ORGULLOSO DE FORMAR PARTE DE ESTE SORPRENDENTE PROYECTO.

Con el diseño y construcción de esta escuela, el distrito escolar redefinió el ambiente para el aprendizaje del siglo 21, y de esta forma colocó en el centro, tanto del plan de estudios como de las operaciones de las instalaciones, la conciencia ecológica. Mediante una instrucción centrada en las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus iniciales en inglés), los proyectistas de la Escuela Secundaria Colonel Smith renovaron el pensamiento del diseño tradicional de planteles escolares. Las instalaciones darán sustento a un modelo de aprendizaje basado en espacios flexibles, comunes y de colaboración, que facilitarán el aprendizaje tanto en el interior como al aire libre. La escuela de 88,700 pies cuadrados alojará aproximadamente a 350 alumnos de sexto, séptimo y octavo grados.

Al igual que muchos proyectos que buscan romper con paradigmas tradicionales, el proyecto de la Escuela Secundaria Colonel Smith comenzó con algunas metas ambiciosas y sencillas. La primera fue la de reducir de manera importante el consumo de energía eléctrica del edificio, meta que el equipo de diseño comenzó a lograr, cambiando la manera en la que la escuela y los estudiantes utilizaban los recursos. Existen dos partes en la ecuación para el ahorro de energía: la demanda y la oferta. La Escuela Secundaria Colonel Smith reduce la demanda de electricidad por medio de un diseño eficiente, y cambiando la oferta por recursos renovables. Por ejemplo, el edificio, que ofrece a los estudiantes una enorme cantidad de luz natural, disminuye la necesidad de iluminación artificial, reduciendo dramáticamente la demanda de luz eléctrica al día, así como las cargas de calefacción y de enfriamiento.

Los usuarios pioneros están avanzando en los edificios ecológicos – aquellos que están dispuestos a dar una oportunidad a las nuevas estrategias de diseño, a los métodos o tecnologías de construcción para mejorar la planificación urbana. Desde los primeros bocetos, el cliente y el arquitecto se imaginaron a la escuela como un edificio totalmente iluminado desde el exterior. Al hablar sobre el diseño del edificio, Chris Monrad, el ingeniero eléctrico del proyecto, sugirió que el énfasis en la luz natural para el plantel trata no sólo de incrementar la eficiencia de la energía, sino de procurar el bienestar de los estudiantes, así como su rendimiento académico, mencionando que “existen estudios que comprueban que aquellos estudiantes que reciben educación en espacios totalmente iluminados obtienen resultados 20% mejores, tanto en matemáticas como en lectura, que aquellos no expuestos a un ambiente con iluminación adecuada.” El diseño final incluye ventanas en cada uno de los espacios de colaboración y de las oficinas, vitrales y tragaluces como complemento en algunas áreas.

Ron Essley, Presidente del despacho de arquitectos “Emc2 Group Architects”, afirmó que su equipo era fiel a un número de principios sustentables para aprovechar el cálido clima de Arizona y la abundante luz natural, sin incrementar el consumo de energía para el sistema de aire acondicionado del edificio. Dijo, “dichos principios están relacionados con la orientación solar del edificio en el sitio y con los sistemas de vidrios aislantes de alta eficiencia”: ventanas orientadas hacia el norte/ sur, vitrales y tragaluces; mientras que las paredes exteriores que están orientadas hacia el sur cuentan con ventanas más bajas con salientes, para evitar la sofocante exposición al sol durante el verano, al tiempo que permiten el calentamiento pasivo por medio de luz solar durante el invierno. Existe un menor número de ventanas hacia el oriente y el poniente, éstas son más pequeñas, y tienen vidrios de alto rendimiento para minimizar la ganancia de calor.

Descarga el articulo en PDF

Los sistemas eléctricos y de plomería de la escuela, son únicos también; las aulas, áreas de colaboración para el aprendizaje, laboratorios y espacios exteriores cuentan con luces que detectan el movimiento y se apagan rápidamente cuando dichas áreas no se están utilizando; y las luces en sí, tienen bulbos fluorescentes T5 y sistemas de iluminación HID con reguladores de intensidad de luz; los accesorios para baño son de bajo flujo o no consumen agua, y la escuela puede recolectar y almacenar hasta 50,000 galones de agua de lluvia para satisfacer sus necesidades de agua no potable y de riego.

Otra característica importante de muchas construcciones ecológicas y de consumo energético nulo es la posibilidad de que los usuarios controlen las operaciones del edificio. El permitir a los maestros y estudiantes que controlen la temperatura de sus aulas y que las luces se enciendan y apaguen automáticamente, ahorra energía; pues en la Escuela Secundaria Colonel Smith, los sistemas de calefacción y enfriamiento instalados en los techos son altamente eficientes y controlados en cada unidad terminal individual. Incluyen sistemas de volumen de aire variable (VAV), el suministro de agua caliente se obtiene por medio de calderas de gas con un 95% de eficiencia, y paneles solares para calentar el agua de consumo interno en los vestidores y en las instalaciones de la cocina.

Quizás la característica más impresionante e importante de los sistemas de plomería y de electricidad de la Escuela Secundaria Colonel Smith sea, que pueden medirse de forma extensiva, y que los resultados de estas mediciones están fácilmente disponibles. Los estudiantes pueden analizar en tiempo real la información sobre el consumo de energía y de agua de todos los edificios del campus, que se despliegan en pantallas interactivas y sensibles al tacto en las áreas comunitarias. De esta forma, los estudiantes, el profesorado y los visitantes pueden observar y monitorear directamente cómo el comportamiento de los usuarios afecta las operaciones de los edificios y viceversa. Y, este ciclo de retroalimentación puede realmente llevar a mejorar el comportamiento de los usuarios, un fenómeno conocido comúnmente como el Efecto Prius; mejoras que ocurren cuando la retroalimentación positiva generada por las operaciones eficientes, conduce hacia el deseo de mejorar el desempeño aún más.

Otra meta fundamental, después del aumento en la eficiencia de la energía, de acuerdo con Tony Wall, presidente de “3W Management Group” -quien representa al propietario del proyectofue “que cada pie cuadrado del proyecto necesitaría convertirse en una oportunidad de aprendizaje para los estudiantes”. Dicho de otra manera, el edificio en sí, así como el campus físico, deberían no sólo proporcionar lugares para estudiar, sino convertirse en el objeto mismo de dicho estudio.

Para poder crear este tipo de aulas integradas y ambiente de laboratorio que el propietario tenía en mente, Chuck Tyler, asesor educativo de Fanning/Howey Associates Inc. -asociado con 3W Management y Emc2 Group Architectsdijo: “tuvimos que plantearnos y replantearnos el concepto de flexibilidad, llegando a un espacio que puede configurarse rápidamente, y haciendo que todos los sistemas del edificio funcionen conjuntamente para lograr que así suceda.”

El edificio reinventa los espacios académicos tradicionales; los salones de clase son estaciones flexibles para el aprendizaje (en el interior y al aire libre), en los que los estudiantes trabajan en grupos pequeños y medianos bajo la guía directa de un maestro; los espacios comunitarios son Áreas de Colaboración para Estudiantes (ambientes que conllevan a un aprendizaje en grupos de
esta naturaleza), contiguas a los salones de clase y laboratorios de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), los cuales se configuran y reconfiguran con facilidad con lavabos y estaciones de trabajo móviles y proyectores, entre otros enseres.

La escuela está decidida a convertirse en una herramienta de enseñanza para los estudiantes y la comunidad, funcionando como laboratorio y experimento a la vez, en el ámbito de educación sustentable. Los estudiantes, el profesorado y el personal serán tanto los científicos como los sujetos de estudio. Aún más que la eficiencia de la energía o la redefinición del espacio académico, el objetivo principal de este proyecto es crear un ambiente propicio que prepare a los estudiantes para el mundo de hoy, nutriendo sus intereses y brindándoles las experiencias que les permitan convertirse en los líderes del mañana.

La Escuela Secundaria Colonel Smith pone énfasis en las ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, campos que están evolucionando de manera exponencial y cambiando fundamentalmente la forma en la que nos comunicamos y hacemos negocios, así como la manera en la que aprendemos y vivimos. Después de expresar la gran visión para la escuela, Tony Wall continuó diciendo que ésta matriculará estudiantes “preparados para oportunidades de enseñanza superior, y para unirse a una fuerza laboral diferente a la actual”.

Shawn Rosenberger, Vicepresidente de Turner Construction Company, afirma, “la Escuela Secundaria Colonel Smith define la innovación. El de esta escuela no es sólo uno de los pocos edificios de Consumo Energético Nulo en el país, sino que representa una transformación total de las aulas típicas en las que la mayoría de nosotros estudiamos en el pasado. Turner está orgulloso de formar parte de este equipo estelar y de este sorprendente proyecto.”

Turner International, es el brazo internacional de Turner Construction, la empresa constructora líder en Estados Unidos y número 1 en High Rise, Green Building, Hospitales, Estadios y Universidades. En 2009 formalizó un Joint-Venture en México con Constructora Marhnos, con el objeto de ampliar la oferta de sus servicios comerciales e industriales, y aprovechar las oportunidades que ofrece el nuevo y cambiante mercado mexicano.

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • tumblr
  • rss
  • pinterest

Escrito por: Michael Deane

Turner International, es el brazo internacional de Turner Construction, la empresa constructora líder en Estados Unidos y número 1 en High Rise, Green Building, Hospitales, Estadios y Universidades. En 2009 formalizó un Joint-Venture en México con Constructora Marhnos, con el objeto de ampliar la oferta de sus servicios comerciales e industriales, y aprovechar las oportunidades que ofrece el nuevo y cambiante mercado mexicano.

Deja un comentario

¿Quieres expresar tu opinión?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

  • Bienvenido

    Suscríbete a nuestro boletín y recibe las noticias y los eventos más importantes de la industria.

    Nombre*
    Apellidos*
    Email*


    Forma parte de la comunidad Inmobiliare en las redes sociales.