Ave Bradley se crió en la pequeña ciudad de Wisconsin; durante la primaria realizó proyectos de diseño de arte y frecuentaba tiendas de muebles locales. Se graduó de la Universidad del Estado en Psicología. Actualmente radica en Los Ángeles, California.

Talentosa, despistada y con ganas de aprender, Ave obtuvo su primera incursión profesional en Potter y Barn, donde aprendió cómo llevar el negocio de la decoración desde el interior, esto finalmente la condujo al mundo de la hospitalidad.

Ella era pieza clave del equipo estratégico de la marca W Hotels ya que se encargaba del desarrollo y lanzamiento de este. Como Directora de Interiores y Directora de Desarrollo de Marca dio a conocer sus primeros 24 proyectos en el transcurso de seis años.

En 2008 Ave fundó Fishnet Holdings, negocio que se dedica a la consultoría en diseño hotelero; entre sus clientes más influyentes destaca Hyatt Regency, Trump International, Starwood Hotels & Resorts,entre otros.

“Cuando me acerco a un nuevo proyecto, me gusta que el edificio, el vecindario y el mercado formen parte de la visión del diseño y permitir que una historia única se desarrolle de forma natural a partir de eso ” comenta.

Se unió a Kimpton en 2009 como vicepresidenta de diseño, desde entonces ha encabezado el departamento creativo de esta firma en proyectos como el Hotel Palomar -Phoenix y Chicago-, Hotel Surfcomber -South Beach-, Hotel La Jolla, The Brice -Savannah-; también en restaurantes como Lantao Social Club -Miami-, Red Owl Tavern y Stratus Lounge -Filadelfia- y Pacci -Savannah- además del décimo hotel de la marca Monaco en Filadelfia.

El pasado 24 de mayo el equipo de redacción de Inmobiliare tuvo la oportunidad de conocer dos de los hoteles más emblemáticos de la marca Kimpton: La Peer Hotel y The Everly, ubicados en Los Ángeles. Pudimos obser var el trabajo de creación, conocer qué hay detrás de cada diseño e identificar que los hace únicos.

Comenta la directiva sobre sus diseños: “el concepto y la estética difieren de un hotel a otro; pero en última instancia, se trata de crear una sensación de lugar, comodidad y diversión para nuestros huéspedes “.

Cuando no se encuentra innovando conceptos va en busca de grandes piezas especiales de diseñadores, así como obras de arte que sirven para agregar a la colección de los hoteles; viaja a diferentes partes del mundo y realiza actividades de todo tipo que después sirven como inspiración para el diseño de los inmuebles.

Por Rubi Tapia