Durante el 2016, la firma de Convenios de Adhesión con gobiernos de los estados  le permitió a la Comisión Nacional de Vivienda – CONAVI-  disponer de mil 800  millones de pesos para subsidios adicionales a su presupuesto. Para 2017 contará con 2 mil 300 millones de pesos.
Durante el evento “nuevo esquema de subsidios” la directiva Paloma Silva de Anzorena comentó que  con ello se garantiza la solidez de la industria de la vivienda, la cual se ha ido construyendo con la participación de varios actores  como los gobiernos estatales y la banca comercial.
También informó la dependencia que además buscan  el desarrollo de viviendas verdes bajo Acciones de Mitigación Nacionalmente Apropiadas -NAMA-  así como en la redensificación de la ciudad, ya que según comenta, la  redensificación de las ciudades disminuye los costos de las viviendas verticales intraurbanas, pero aumenta el mercado potencial de las sociedades que dan financiamiento a las soluciones habitacionales,  “hoy en el Ciudad de México estamos atendiendo a menos del 10 por ciento de la población potencial, porque es una ciudad que debería tener mucha mayor densidad”, enfatizó la titular de la CONAVI.