El 2019 ha sido un año muy complicado para el sector inmobiliario, tan solo en el primer semestre la construcción registró un desplome de 7.3% anual, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Esto ha implicado la pérdida de 60 mil empleos y mermas directas para 50 ramos industriales, contrataciones de créditos e inversiones.

Si bien, recientemente Eduardo Ramírez Leal, Presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), ha anunciado en entrevista frente a un medio nacional que, al cierre de este 2019 se observa una ligera mejoría, el desplome acumulado a lo largo del año será difícil de contener.

Por su parte, especialistas en economía del sector privado consultados por el Banco de México (Banxico) revisaron a la baja las expectativas de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en el 2019, pasando de 0.43% en el 2018 a 0.26% en este período.

No obstante, para el 2020 anticiparon una menor inflación y un tipo de cambio más bajo; además, conforme a la encuesta del mes de octubre de Banxico, los expertos ajustaron su previsión de crecimiento a 1.21% del 1.35% especulado en septiembre.

Mientras que los problemas de inseguridad, la incertidumbre política causada por la nueva gobernanza, la situación económica interna y la política de gasto público, son los principales factores que se piensan como los obstáculos para el crecimiento del país en los próximos seis meses, además de la debilidad del mercado externo y la economía mundial.

En este contexto, durante el desarrollo del 8º Congreso Internacional de Expo Negocios Inmobiliarios, los líderes del sector inmobiliario expresaron sus perspectivas sobre la inversión y el crecimiento económico para el 2020, además de las tendencias en cuanto a vivienda, oficinas, industrial y desarrollo turístico.

Alexis Milo, Economista en Jefe de HSBC

“El año que viene la economía mexicana se va a acelerar, actualmente tenemos un pronóstico de crecimiento de 1.4% para el año que viene, esa aceleración de la economía es una combinación de más inversión de las empresas, una recuperación del consumo privado (que estuvo un poco más débil de lo esperado en este año) y también de algunos de los factores transitorios.

Sobre todo, por el lado de la construcción y de la producción de petróleo van a superarse, la combinación de todo esto es lo que nos da un crecimiento ligeramente mayor el próximo año con respecto a este. Mucha de esta recuperación de la inversión, es porque se disipa en buena medida la incertidumbre.

Alexis Milo

Por otra parte, está el tratado el Tratado de Libre Comercio y su renegociación, todos sabemos que eso ha introducido mucha incertidumbre desde hace más de dos o tres años, que fue cuando se empezó a manejar el tema de renegociación del tratado.

También, se ve un poco más claro, cuál es la política económica de la administración actual, tenemos un presupuesto para el 2020 que mantiene finanzas públicas ordenadas con supuestos macroeconómicos realistas. Entonces la suma de todo esto es lo que vemos como una recuperación del consumo privado y de la inversión.

Es un buen momento para invertir, de alguna manera sigue existiendo incertidumbre, pero mucha de esa se va a disipar, yo creo que el mercado mexicano, tanto nacional como para exportaciones va a crecer en los próximos años de manera importante”.

Lyman Daniels, Presidente de CBRE México

“El mercado en general es positivo, bastante desnivelado, con mucha incertidumbre […] pero los fundamentales la parte base del mercado es muy sólida, lo que genera que vaya para adelante.

Lyman Daniels

El mercado va a seguir creciendo, pero se necesita saber exactamente qué está pasando en el mundo, en la economía global, de dónde viene la demanda. Los inversionistas no van a tomar decisiones si no saben dónde van a estar en 12 o 18 meses. Hay mucha volatilidad en todo lo que está pasando en el mundo, por ello México tiene que tener muy claro cómo participar”.

Este es un fragmento del artículo Perspectivas hacia 2020 de la edición 117 http://inmobiliare.com/inmobiliare-117/